Muchos ya están enterados del reciente accidente en mis tierras chihuahuenses en las que una monster truck arrolló a varios espectadores dejando a casi una decena de muertos y más de 70 heridos.

Más artículos de Félix Ríos:
Con el branding hasta los huesos
De la pantalla de pixeles a la pantalla grande

Me gustaría hablar del tema no sólo porque siento feo que haya sido en mi tierra y contra mis compatriotas, sino porque también este particular suceso ha demostrado a los políticos, una vez más, que gracias a Internet la opinión de básicamente cualquier persona puede ser más fuerte que la de cualquier político o autoridad.

Desde el sábado he estado viendo como las personas de Chihuahua han encontrado diferentes medios y formas para no sólo denunciar al gobierno u organizadores, sino también para ayudar en la investigación, principalmente a través de videos que muestran hechos relevantes del accidente. Mientras escribo esto hay más de 50 videos en Youtube, entre los que resaltan los de medios noticiosos nacionales e incluso internacionales y por lo menos 10 de estos videos tienen entre 250 mil y 390 mil vistas, además existen seis grupos de apoyo al piloto en Facebook, el que cuenta con más seguidores en un día alcanzo casi los 30 mil likes. Mientras que por el otro lado, el gobierno y organizadores del evento han tratando de deslindarse sacando varias notas noticiosas e incluso han mostrado parte de la investigación pero los resultados han sido contraproducentes, al menos para el vox pópuli, que ha descalificado básicamente cualquiera de estas acciones.

Como lo he dicho muchas veces “Internet es un medio dominado por nosotros mismos y supuestamente en beneficio de nosotros mismos”, y este terrible accidente evidencia esta realidad, porque podemos ver cómo la fuerza de la opinión de las masas es más fuerte que la de los “líderes”.

Aunque no lo parezca, todo el movimiento de los usuarios está afectando a marcas e instituciones, aunque tal vez los primeros afectados sean el Gobierno Estatal y Municipal de Chihuahua, sin duda la marca “Extremo Aero Show” ha quedado marcada para siempre.

Así que administradores de empresas, marcas y hasta gobiernos, recordemos que en internet el que manda es el usuario, usuarios que son clientes y gobernados y que ante cualquier molestia pueden reaccionar ferozmente, sino pregúntenle a British Airways sobre quien escribí un post recientemente o a los gobiernos de Túnez, Egipto, Yemen y Libia.

De corazón espero que todo el movimiento de mis compatriotas tenga resultados, ojo, no quiero defender al chofer quien en mi opinión tuvo cierta responsabilidad, pero tampoco me gustaría ver que sea el único villano de la historia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL