El merchandising, como toda técnica de ventas, exige para su puesta en práctica una planificación de las acciones, determinada y orientada a la consecución de unos objetivos (según el tipo de merchandising).

Este proceso de aplicación de acciones se desarrolla en una serie de etapas que, a continuación, te explicaremos:

ETAPA 1: Preparación

Planificación

Consiste en determinar y ajustar las fechas de las acciones de merchandising respetando los imperativos de los fabricantes y las posibilidades del distribuidor.

Tratamiento de la información

El jefe de la sección debe informarse sobre cuestiones que afecten directamente a las acciones (volumen de la mercancía, precios, duración, etc), para formalizar el acuerdo con los proveedores.

Aprovisionamiento

Es fundamental prever las cantidades necesarias cuidado de que no se produzca infraestimación (cálculo por defecto) o sobrestimación (cálculo por excesos). Por otra parte, es necesario evitar las roturas de stock ya que perturba el punto de venta.

Valorización

Lo que se pretende es prever los posibles problemas de organización de la acción comercial, y confirmar los emplazamientos y los compromisos.

Continúa leyendo este artículo en la siguiente página.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL