Innovación en tiempos de crisis

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Hoy no es tiempo de vender los atributos de una marca, es necesario buscar empatía ante una problemática y resolver una situación con innovación.

Hoy no es tiempo de vender los atributos de una marca, es necesario buscar empatía ante una problemática y resolver una situación con innovación,  dentro de esta crisis sólo hay dos tipos de personas: Los que sacan lo mejor de ellos y los que sacan lo peor, el reto en las organizaciones es saber con quien cuentas y revisar el talento de tus áreas creativas, de tus ejecutivos comerciales, tus planners y directivos, recuerdo las palabras de mi padre que me decía “la necesidad es la madre de los inventos”.

La inventiva, la creatividad y aquella capacidad que tiene el ser humano para desarrollar algo que no existe y construir un futuro mejor ya no es sólo un enfoque de percepciones, hoy las acciones innovadoras deben basarse en hechos y datos.

Es importante encontrar soluciones donde hay problemas por resolver, no debes buscar solo satisfacer una necesidad, las marcas, las empresas deben asumir y resolver una problemática mundial de salud y de medio ambiente, entonces la capacidad del ser humano para ser innovador y transformar el mundo en el que vivimos deberá ser cuantificada en el impacto al planeta.

No se concibe UN PROCESO INNOVADOR sin considerar el entorno actual como consecuencia de esta pandemia y lo divido en tres elementos para poder actuar en consecuencia:  HUMANIDAD, SALUD Y MEDIO AMBIENTE.

Como individuo se requiere resolver las necesidades básicas: Trabajo, reconocimiento, alimento, vestido, hogar, educación, necesitamos solidaridad y empatía, si los gobiernos no contribuyen las marcas tienen una gran responsabilidad porque son ellas las que tienen el poder de cambiar al mundo, de generar patrones, mostrarse solidarias y resolver las dolencias de la humanidad; cada persona, cada producto, cada solución puede ser vista como una marca y ello le exige un compromiso de comunicar y resolver una problemática actual.   Las marcas deben buscar el bienestar común, el deber lo tienen todas porque han subsistido gracias al ser humano “consumidor”.   Es Tiempo de observar diferente, el valor de una marca se medirá de ahora en adelante en la aportación de aquello que hace para crear un mejor entorno, las marcas conscientes dejarán de llamarle consumidor y hoy buscarán contribuir a resolver los problemas del ser humano.

Tengo presente el reciente esfuerzo por ayudar a un restaurante donde nuestro equipo creativo enfocó la venta de pizzas con una campaña muy atractiva en una ciudad con diferencias sociales y económicas (como todas), la campaña consiste en comprar dos pizzas grandes y la tercera va por nuestra cuenta para quien consideres que lo necesita más en estos días.  El mensaje lleva un contenido muy poderoso de solidaridad, que además setá acompañada por un video testimonial con el proceso de elaboración de los alimentos usando ingredientes naturales y empacándolos en una caja de cartón sustentable.

Si agregamos el componente emocional y no solamente para vender, si no también para ayudar podemos asegurar que seremos innovadores.  En los grandes corporativos ya se cuestiona si el centro más importante del negocio son las ganancias…  Ya que inclusive con lograrlas no le dan la vuelta a la situación en una era de pandemia como esta que afecta ricos y pobres por igual y es cuando nos damos cuenta que todo el oro del mundo no puede resolverlo, la naturaleza humana está en riesgo sin un enfoque de sustentabilidad, no cuidar los mares y la tierra así como invadir la vida animal detonó y seguirá haciéndolo en una grave situación de salud, entonces marcas y compañías deben plantearse construir un futuro diferente.

Nada volverá a ser normal eso dicen muchos artículos, las ideas alineadas a la campaña “Quédate en casa” son el resultado de una desesperada acción por contener una crisis para la que México no está preparada pero las empresas deberían estarlo, de ahora en adelante no se concibe una organización moderna sin un comité de crisis y contingencia, el futuro llegó, estábamos advertidos del cambio con oportunidad, esto lo dijo Bill Gates en 2015, lo escuchamos en los desesperados gritos de Greta Thunberg, lo vemos en los documentales de Blue Planet, la naturaleza ha pasado una costosa cuenta y si no cambiamos será muy difícil frenar pandemias o fenómenos naturales de la magnitud que se han tenido en los últimos 15 años.  Por ello no se concibe una marca que no tenga un enfoque social y sustentable, ya que hoy el consumidor será escrupuloso al momento de seleccionar un producto que sume a su bienestar.  En las costas de Japón en 100 m² se encontraron 70 desechos de cubrebocas, guantes y otros plásticos usados en la industria de la salud y aún no hay campañas orientadas a esto, ya no se concibe un negocio que satisface una necesidad pero que carece de un enfoque en el bienestar humano, tenemos una guerra en los laboratorios por desarrollar una vacuna pero no existe una batalla en la industria para realizar un esfuerzo generoso y recolectar todo el desperdicio médico de cubrebocas, guantes y demás materiales que ha dejado esta pandemia, nadie ha querido colgarse una medalla que le otorgaría la humanidad pues la salud de las personas y la salud del medio ambiente van juntas, no podemos tener una humanidad sana si tenemos un planeta enfermo.

Esto es una oportunidad para tomar conciencia y actuar en consecuencia, las lecciones aprendidas nos ayudarán a ser mejores individuos, en un estudio de PWC en 2019 sobre crisis se acotó que el 51% de las empresas sale mucho mejor preparada de lo que estaba cuando afrontaron una crisis, otra parte quedó igual y otras desaparecieron.

Expertos afirman que viviremos en una economía confinada, yo creo que sí , el uso de las tecnologías, el e-commerce y todas las experiencias innovadoras como la realidad virtual, el 3d y muchas más nos conducirán a un patrón diferente de consumo sin embargo el no pensar en el impacto al medio ambiente y humano nos hará en pocos años caer en lo mismo. Entonces no estaremos innovando en nada.

Por último el mayor desafío de un especialista en marketing es saber reaccionar ante la crisis y construir con sus marcas un futuro de forma diferente, en congruencia con la humanidad, la salud y el medio ambiente del planeta que es el único que tenemos.

GM

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.