Uno de los temas que más causó polémica durante la administración del doctor Miguel Ángel Macera al frente del Gobierno de la Ciudad de México fue la implementación de las fotomultas, infracción que era impuesta a los conductores que infringían algunas de las normas establecidas en los reglamentos de la urbe y que fueran captados por las cámaras de vigilancia que fueron colocados en algunos de los puntos neurálgicos de la capital del país. Sin embargo, una de las principales promesas de Claudia Sheinbaum fue cambiar ese sistema por fotocívicas, por medio de las cuales los infractores pudieran realizar trabajo comunitario a cambio de no perder puntos, el cual entró en vigor este 22 de abril, de acuerdo con datos de El Universal y Aristegui Noticias.

De acuerdo con datos de Aristegui Noticias, los conductores que incumplan con algunas de las normas establecidas en los reglamentos de la Ciudad de México perderán puntos (según sea la infracción), en un sistema de puntuaje cuyo máximo es de 10. No obstante, como ya se comentaba, esto podrá evitarse al realizar trabajo comunitario o al cursar algunos talleres.

El secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, comentó que los infractores serán notificados a través de distintos canales, uno de ellos es a través de correo convencional, cuya notificación puede tardar cerca de tres semanas en llegar al domicilio que proporcionó el conductor cuando se registró; otro canal es por medio de correo electrónico, de acuerdo con datos de El Universal.

Además de esto, los automovilistas podrán consultar si están infraccionados en un micrositio que se encuentra en el portal de la la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, para lo cual sólo tendrán que introducir algunos datos.

Cabe desatacar que también se ha hecho otro sitios en el cual se encuentra la localización exacta de cada una de las cámaras y los sensores que están operando actualmente en la Ciudad de México.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL