La tienda especializada en la fabricación y la venta minorista de muebles, IKEA, prevé cerrar su única planta de producción en Estados Unidos, localizada en Danville, Virginia, a causa de los altos costos de las materias primas.

Según declaraciones de Bert Eades, gerente de la planta, se realizaron los esfuerzos posibles para mejorar y mantener la competitividad de la planta, sin embargo, esto no aplicó en las condiciones de costo adecuadas para continuar la producción a largo plazo en la planta de Danville en Virginia. 

Se estima que el cierre de la planta se lleve a cabo el próximo diciembre, además el plan de la compañía es trasladarla a Europa, donde el costo de las materias primas es más bajo en comparación con el mercado estadounidense. 

Europa es uno de los mercados más importantes para el retailer. De acuerdo con el reporte INGKA Holding B.V. Annual and Sustainability Report 2018 de IKEA, los cinco países con mayores ventas de los productos de IKEA en 2018 fueron: Alemania con el 15 por ciento de las ventas de IKEA, seguido de Estados Unidos (13 por ciento), Francia (8 por ciento), Reino Unido (6 por ciento) y China (6 por ciento).

En suma, el reporte muestra la cuota de ventas de IKEA, por región. Según IKEA, Europa representó el 71 por ciento de las ventas en 2018, seguido de América del Norte (18 por ciento) y Asia (11 por ciento).  

Actualmente, IKEA genera el mayor porcentaje de ventas a través de sus tiendas físicas, sin embargo con la integración de plataformas digitales, el canal de comercio electrónico se hace más relevante. En 2018, generó el 93 por ciento de sus ventas por medio de los establecimientos físicos, seguido del ecommerce con 5 por ciento.

En Estados Unidos, las principales tiendas de muebles son Ashley Furniture Homestores, Williams-Sonoma, Mattress Firm y Sleep Number, entre otras.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL