Los métodos para realiar la promoción de una marca han evolucionado con el paso de los años. Por ejemplo, para los primeros años del siglo XX la radio y los medios impresos eran los canales a hegemónicos a a través de los cuales se las firmas se comunicaban con la gente, mientras que para la segunda mitad del siglo pasado, la televisión se convirtió en el principal protagonista, dándole una nueva relevancia a los materiales audiovisuales, los cuales, se volvieron aún más importantes con la llegada del internet y la expansión de plataformas como YouTube, Snapchat y Tik Tok. Esto ha hecho que el vídeo marketing tenga una mayor relevancia para las empresas.

Para comprender la relevancia que tiene el vídeo marketing en la actualidad, hay que revisar algunos datos: según información de RYG, el flujo diario de usuarios en YouTube, que es la principal plataforma de video y una de las principales redes sociales, recibe alrededor de 800 personas; mientras que el consumo de materiales audiovisuales a través de dispositivos móviles se ha incrementado un 400 por ciento.

El impacto que tiene el vídeo marketing en el e-commerce ya es trascendental para algunas marcas, ya que según RYG, el uso de dicho tipo de contenidos aumenta en 64 por ciento las probabilidades de que los clientes decidan adquirir un producto o servicio.

Otro de los aspectos que hacen del vídeo marketing una herramienta muy poderosa es que los materiales audiovisuales como los videos son mucho más fáciles de ser consumidos, además de que, según Adveischool, este tipo de contenidos tienen una mayor recordación que otros, lo cual, sin duda, tiene un impacto positivo en el brand equity de la firma.

De acuerdo con datos de Statista, se estima que la cantidad de usuarios activos desde el 2019 hasta el 2021 podrían pasar de los 1.68 mil millones a los 1.86 mil millones, lo cual evidencia un crecimiento constante.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL