Se dice que los grandes eventos son aquellos que generan momentos mem0rables, debido a que generan un gran impacto de manera emocional, convirtiendo un instante en una experiencia única en la vida.

En la industria del event marketing, a pesar de contar con un buen brief y los recursos necesarios para ejecutar la actividad, siempre se está expuesto a factores externos que no se pueden planear como el clima, o cambios a última hora del cliente, en muchas ocasiones, se convierten en los principales retos de la ejecución en agencias.

Sin embargo, esto no debe afectar el desarrollo de una campaña a través de event marketing. A propósito, especialistas señalan los errores que generan grandes fallos al ejecutar un evento como “la poca planeación y las indefiniciones al interior de la misma marca, el no priorizar sus objetivos o querer abarcar demasiados, pulverizando el impacto del evento, así como no definir un objetivo a largo plazo y mantenerse firmes en una estrategia, permitiendo que las modas pasajeras o su reactividad hacia la competencia los distraiga de consolidarse con un mensaje único y poderoso para su público objetivo”.

Eventos preferidos del consumidor

El reporte Winter Consumer View 2018/2019 de National Retail Federation, muestra los tipos de eventos que los consumidores estadounidenses encuestados consideran asistir. Los resultados obtenidos en noviembre de 2018, señalan que al rededor de 87 por ciento de los encuestados dijeron estar interesados en asistir a un evento si incluía un acceso anticipado o el acceso a la compra de artículos exclusivos. Otras opciones mencionadas se muestran a continuación:

  • Acceso anticipado / exclusivo a artículos o una venta – 87% 
  • Una fiesta – 81% 
  • Una demostración o tutorial de producto – 80% 
  • Un juego o competencia – 71% 
  • Interactuar con un embajador/ experto de la marca – 69% 
  • Acceso a tiendas pop-up – 69%

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL