El Marketing Plan está atravesando fuertes reveses por la era digital. Antes sonaba muy pro cuando alguien decía “estoy planeando para los próximos 5, 10, 15, 20 años”. Hoy suena más creíble alguien que dice “estoy planeando para el próximo Q, para el próximo mes, la siguiente semana, para el día de hoy, para las siguientes 5 horas”.

Más artículos de Alejandro Corona:
Marcas que hacen héroes en este siglo
Branded Content: un giro de 360º a la Publicidad

La revolución cultural, social y digital que estamos viviendo hace que revaloremos la importancia del tiempo, de construir planes de mercadotecnia y ventas a muy corto plazo. La comunicación con el consumidor y shopper en tiempo real es de 24 X 7. Razón por la cual puede ser muy eficiente diseñar planes de marketing con duración de 1Q: 3 meses. Esta acción puede traer beneficios interesantes:

Integración de aprendizajes
Existe una gran oportunidad de mercado en evaluar la efectividad de los programas en el día a día midiendo los resultados a corto plazo. Esto representa una mayor efectividad, integración ágil de cambios y ejercer acciones inmediatas.

Grandes ideas por horas
Las grandes ideas ahora pueden vivir pocas horas. Pensar de esta manera nos ofrece la posibilidad de generar innovación, probar y probar cosas nuevas. Nuestras marcas reflejarán frescura y siempre traerán a la mesa los temas del momento.

Monitoreo 24 X 7
Los comentarios del consumidor ya no tienen horario ni día, es un espacio abierto las 24 horas del día. En cualquier momento podemos obtener insights valiosos. Esto representa también la posibilidad de optimizar el presupuesto apostando a lo que más funciona y cuidando el retorno de inversión, monitoreando el progreso a corto plazo, tomando acciones correctivas inmediatas o bien dejando vivir más tiempo lo que sí ofrece resultados.

Uso efectivo de la data
La data que se guarda ahí se queda: en las memorias o en la nube. Un plan a corto plazo permite darle uso en el momento a toda la información generada traduciéndola en experiencias predictivas y placenteras para el usuario.

Dale a la gente lo que quiere
Planear en corto permite cumplir las expectativas de los consumidores, ofrecer relevancia en la comunicación en el instante. Conocer comentarios con apertura de cambio representa la posibilidad de participar en la conversación y mostrar el lado humano de las marcas.

Campañas flexibles
Las campañas ya no funcionan para un año fiscal, probablemente duren menos tiempo del que te imaginas. Meses, semanas, horas. Tener la mente abierta y pensar en la temporalidad del contenido se traduce en poder probar las estrategias, modificarlas si es necesario o sustituirlas por mejores ideas

La tendencia de contar con planes de marketing a corto plazo no sustituye la necesidad de tener una planeación a mediano y largo plazo. Son más bien peldaños cruciales para asegurar que las marcas logren sus objetivos inmediatos y también futuros

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorCoca-Cola es para viejos: Pepsi
Artículo siguienteLos 4 retos digitales de las marcas
Innovation mover and shaker. Alejandro colaboró en agencias como Ogilvy, Publicis y JWT donde fue Director General de Glue. Lanzó José Cuervo al mercado Hispano y creó Cuervo Tradicional Congelado. Google Champion, speaker para Merca2.0 y catedrático certificado para la Universidad de San Diego y California. Juez de los Effie Awards y Victorias Amapro por 8 años consecutivos. Ha ganado premios en festivales globales. Actualmente es CMO en Aspel (Grupo Carso) empresa de software que atiende a más de 900,000 Pymes. Cuenta con un MBI (Master in Business Innovation 2018). Sigue en twitter a @alexcorona