¿Quién no ha oído hablar del famosísimo joven iraquí que fue expulsado de su país por ser demasiado guapo? Creo que todos por algún lado lo hemos visto o alguien nos ha comentado al respecto y es que, ¿Es ese realmente un motivo para exiliar a alguien?

Más artículos de Montserrat Gutiérrez:
De la amenaza a la oportunidad,
El caso Jolie ¿verdad o mentira?

Obviamente no, claramente estamos frente a una nueva y exitosa campaña de Relaciones Públicas que tiene por objetivo lanzar a la fama a Omar Borkan, quien a decir verdad, no es guapo, es guapísimo.

Como quiera que haya sido, el rumor se corrió en varias partes del mundo, en México específicamente se volvió todo un tema, en pocas semanas Borkan consiguió 1 millón de fans en Facebook y ahora hasta está de gira por nuestro país, posando para una importante revista y contando la verdadera historia que no tiene nada que ver con su físico.

Ahora él aprovechará para darse a conocer como fotógrafo, modelo y hasta poeta. Gracias al curioso rumor que lo hizo saltar a la fama de un día para otro, ahora el guapo iraquí estará muy solicitado por los medios y lo mejor es que no tuvo que pagar un solo centavo en publicidad, cumpliendo así una de las premisas de las Relaciones Públicas.

A corto plazo, Borkan tiene un camino de éxito asegurado, la cuestión será ver cómo logrará mantenerse en el tiempo, porque como dicen por ahí, lo guapo se quita, así es que habrá que conocer su trabajo como artista de fotografía y poesía, para valorar entonces si realmente valió la pena lanzarlo a la fama o no.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL