Quizá no exista mejor manera de enganchar que incluyendo a los consumidores en las campañas de marketing, esto lo sabe Doritos y por ello invita a sus consumidores de todo el mundo a crear una pieza importante en su estrategia de mercadotecnia para el Super Bowl 50 en la cual utilicen toda su creatividad.

Notas relacionadas:
2 divertidas estrategias de ambient marketing para promocionar una galleta
Los 5 tipos de promociones que más incentivan la compra
Arriesgada estrategia de promoción a 2 mil 500 metros de altura y al desnudo

Cabe señalar que Doritos fue la primera marca en otorgar a los consumidores la oportunidad de compartir su trabajo y su amor por Doritos a través de comerciales en el muy codiciado tiempo aire del Super Bowl, uno de los escenarios más grandes del mundo que también representa una oportunidad para las marcas.

Hace diez años comenzó este concurso llamado Crash the Super Bowl y desde entonces esta marca perteneciente a PepsiCo ha recibido propuestas de 32,000 consumidores y ha entregado más de US$7 millones de premios en efectivo.

“Durante los últimos nueve años, el concurso Crash the Super Bowl ha brindado una plataforma para que nuestros fans más audaces presenten su trabajo, se hagan un nombre y ayuden a dar forma a la marca Doritos”, dijo Ann Mukherjee, presidenta de PepsiCo Global Snacks Group y PepsiCo Global Insights.

Desde hace 3 años este concurso ha salido de EUA para ser lanzado en los 29 países donde tiene presencia la marca. “Los fans de Doritos de todo el mundo son creativos y comparten la pasión por la marca, lo que se evidencia en el fantástico trabajo que presentan para este concurso, y no puedo esperar más para ver qué han preparado para este año”.

El creador cuyo comercial tenga más votos recibirá US$1 millón y la oportunidad de su vida de colaborar con Zack Snyder mientras trabaja con Warner Bros. Pictures y DC Entertainment. Asimismo, será transmitido el 7 de febrero de 2016 durante el Super Bowl 50 en la red televisiva CBS de EUA.

Sin duda, esta estrategia es una muestra de cómo el below the line, es decir, el concurso en sí es una manera de conectar con el ATL una vez que el comercial ganador se transmita en televisión.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL