La Fiscalía de Stuttgart ha impuesto a Daimler una multa de 870 millones de euros con razón de los señalamientos por parte de la Autoridad Federal de Transporte Automotor (KBA, por sus siglas en alemán).

Según los investigadores de KBA, Daimler tiene trabajando una flotilla de 684 mil automotores que despiden emisiones excesivas. “Se otorgaron permisos oficiales para vehículos diésel, aunque sus emisiones de óxidos de nitrógeno (NOX) a veces no correspondían con los requisitos reglamentarios”, apuntaron las autoridades, confirmando una violación negligente por parte de Daimler ante la tarea de supervisión de unidades, ya que certificaban su buen estado aún con altos registros de contaminantes.

Las acciones de Daimler ante la acusación

Mediante un comunicado, la multinacional afirmó que se abstuvieron de presentar recursos legales contra la multa impuesta. Sin embargo, la marca mantiene objeciones ante la decisión, ya que desde el 2015, se negaron ante las acusaciones de “dieselgate” que han recibido.

No obstante, todo parece indicar que Daimler solo contraría sus propias afirmaciones, ya que hace cuatro años, admitió la implantación de un software en 11 millones de unidades que solo simulaban la reducción de contaminantes emitidos.

Por otro lado, los antecedentes de la marca derivada de Volkswagen, señalan que por lo menos en Estados Unidos, ya se han tenido que pagar multas, compensaciones y costos legales en más de una ocasión, perdiendo más de 30 mil millones de euros.

Aunque desde ya hace un tiempo Daimler está inmerso en situaciones que dañan su reputación por la violación de normas, los voceros aseguran que en esta ocasión, existe la mejor disposición por parte de la marca para dar fin a esta infracción administrativa y poder dar por cerrado el asunto.

Te sugerimos:
Daimler, VW y BMW, investigadas en UE por colusión en en desarrollo de sistemas de emisiones

Mercedes-Benz retirará un millón de sus autos en todo el mundo

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL