Prácticamente todos los días surgen nuevas propuestas de negocio y nuevas marcas, las cuales entran para captar la atención del consumidor y para que su decisión de compra le sea favorable. No obstante, muchas personas que deciden emprender al momento de crear su compañía sólo toman en cuenta sus intereses personales, sin considerar cuáles son las necesidades del target al que se dirigen ni si alguien más ya las está cubriendo. Es importante que las compañías verifiquen que el nicho de mercado que escogieron sea verdaderamente rentable.

Sin duda, nadie puede crear una empresa sobre algo que no conozca o que no maneje bien. Sin embargo, esto no implica que sólo se debe considerar este aspecto para generar la compañía, sino que hay que ser más objetivos y críticos sobre este tema. ¿Por qué? Hay ocasiones en el nicho en el que queremos emprender o ya está muy saturado o simplemente carece de mercado. En este sentido, es imposible que el emprendimiento logré florecer.

Si ya se seleccionó un nicho de mercado, habrá que realizar una investigación de mercado para verificar qué tal grande es y, sobre todo, qué tan rentable puede llegar a ser para una empresa. Dicha información servirá como una herramienta para tomar decisiones estratégicas de negocio.

Otro de los aspectos que tenemos que verificar al momento de querer saber si nuestro nicho de negocio es rentable es conocer la cantidad de competencia que existen en él y cuál es su tamaño. Para, posteriormente, buscar cómo podemos diferenciarnos de resto de los jugadores del mercado y cómo podemos posicionarnos claramente.

Muchos de los aspectos que hemos mencionado ya se consiguen cuando se traza el plan de negocios de una empresa, el cual debe involucrar una sólida investigación que sostenga que el emprendimiento que buscamos realizar tenga futuro y se pueda desarrollar con relativa normalidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL