• De acuerdo con información de eMarketer se estima que del 2020 al 2023, las ventas globales del retail pasen de los 26.07 a los 29.76 billones de dólares.

  • En el caso específico del e-commerce se considera que las ventas realizadas a través del canal online pase de 4,206 a 6,542 MDD, de según datos de Statista.

  • Según datos de Deloitte, se espera que el consumidor haga crecer al sector minorista un 11 por ciento para el sector minorista.

El coronavirus COVID19 ha marcado un antes y un después de la vida de millones de personas en todo el mundo. Para darnos una idea del impacto que el virus ha tenido se calcula que 4 de cada 10 personas en el planeta se encuentran en aislamiento social, como una medida de prevención con la finalidad de evitar una mayor cantidad de contagios. La pandemia ha moldeado al consumidor en tiempos de crisis y nos dejará a un shopper muy distinto al que conocíamos una vez que haya pasado toda la crisis.

Una prueba de cómo las prioridades del consumidor han cambiado con el paso del tiempo es que, según datos de Deloitte, durante las primeras dos semanas, los clientes buscaban productos de higiene y cuidado personal, desde mascarillas hasta desinfectantes, además de que el abastecimiento de alimentos era mucho mayor; en tanto que los productos duraderos, como la ropa, los accesorios, el maquillaje y las fragancias se convirtieron en la última prioridad del consumidor. Para las últimas dos semanas, esta situación ha cambiado considerablemente, puesto que ahora las personas buscan como prioridad las bebidas alcohólicas, ingredientes para cocinar y la vestimenta vuelve a estar entre las prioridades, pero sólo la que es para estar en el hogar o para realizar deporte.

En el caso específico del sector del retail, se han planteado tres principales escenarios: el primero de ellos es que haya una recuperación rápida (en la que haya una recuperación rápida del sector y el e-commerce no pierde ni adquiere relevancia); el segundo es de año perdido (donde el comercio electrónico adquiere relevancia y varias categorías se recuperan por medio de él, pero las ofertas no son suficiente para sacar el stock rezagado); el último escenario es la economía de guerra (en la cual, la mercancía del 2020 para al 2021 y donde la mayoría de los sectores se ven afectados, además de que hay una consolidación total del e-commerce).

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL