El día de ayer la ciudad de México vivió uno de los días más caóticos en cuanto al transporte público se refiere ya que se aplicó el doble “Hoy No Circula”, lo que ocasionó que miles de personas dejarán sus autos en casa, un área de oportunidad que sitios de taxis y empresas como Cabify, Easy Taxi y Uber aprovecharon, sin embargo este último incrementó sus tarifas debido a la alta demanda de servicio lo que ocasionó una ola de críticas negativas.

Sin embargo, Cabify informó que seguirá manteniendo el esquema de tarifa fija por kilómetro que los caracteriza y la posibilidad de reservar autos con dos horas de anticipación, lo que sin duda alguna genera awareness.

“Aunque la demanda de usuarios incrementó hasta en un 200 por ciento y nuestra flota de conductores bajó hasta un 40 por ciento, logramos transportar a miles de usuarios a diferentes puntos de la ciudad. El ticket promedio que pagó cada uno fue aproximadamente entre 110-120 pesos en trayectos de entre 9 a 10 kilómetros. Y en trayectos de 3 kilómetros (aprox.) únicamente pagaron 30 pesos ya con el 25 por ciento de descuento en la tarifa mínima”, destacó Ricardo Weder, CEO Cabify Latam.

Asimismo indicó que Cabify seguirá trabajando para cubrir la demanda actual y ser la alternativa de movilidad principal para los ciudadanos haciendo que sea más fácil y accesible.

De esta manera, Cabify demuestra que para prevenir una crisis, la marca se debe adelantar a su competencia y aclarar a sus consumidores sí es que hubo un mal entendido en cuanto al precio de sus productos o servicio y no esperase hasta que la crisis ya sea insostenible como le está ocurriendo a Uber.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL