Ediciones atrás he abordado los temas de responsabilidad social, ecología, activismo y educación, pero en esta ocasión encontré un programa que integra todos con la finalidad de crear un experiencia de marca en los decisores del futuro.

Más artículos de Arturo González:
VOLARIS, la reina de la promociones
Consejos para un BTL personal
BTL por la Salud

Ambos son de Pedigree, el primero de ellos es el proyecto denominado “Dueño responsable”, por medio de una obra de teatro, se concientiza a los pequeños de la utilidad de proveer comida procesada a las mascotas en lugar de los desperdicios del hogar.

El esfuerzo que es una mezcla de Responsabilidad Social, Activación y Difusión del Uso del Producto, se realiza en escuelas primarias, al año se llevan a cabo 652 eventos, captando a más de 350 mil niños. Los encargados de tal épica son dos mascotas y un científico, por un lado Huesos que es un perro y Bigotes que es un gato.

La actividad no es solamente la obra de teatro con títeres, se acompaña de herramientas que refuerzan la estrategia, se entregan mochilas, libros de actividades y calcomanías, así como un kit de muestras para que los pequeños puedan llevara al hogar el producto y así poner en práctica lo aprendido en el evento.

Para fortalecer la creciente tendencia del desarrollo de habilidades infantiles, se han creado proyectos que hace décadas estarían fuera de lugar, por ejemplo Kidzania, una ciudad donde los niños trabajan y prácticamente se vuelven “señorcitos” durante su estancia. Lo cual es significativo, pues alude a ese animo de emular a los mayores y a los deseos de atender la orientación vocacional.

Pedigree presta un servicio con un Centro de Control Canino en las dos plazas de Kidzania que existen en Monterrey y Cuicuilco, donde por medio de 6 pasos, los pequeños aprenden sobre la tenencia responsable de las mascotas.

Como se dice “lo que se aprende jugando jamás se olvida”, entonces cada año 131 mil niños son concientizados por medio de los pasos, que aprovecho para compartirlos:

  1. Quiérelo
  2. Cuídalo
  3. Edúcalo
  4. Identifícalo
  5. Ejercítalo
  6. Nútrelo

Como se puede apreciar, el marketing puede perder su halo de frivolidad, cuando la marca realiza ejercicios que verdaderamente son fieles a la esencia de su alma, hacer BTL es complejo cuando el interés es genuino, pues como se ha percatado, Pedigree ha entendido que difícilmente puede cambiar los hábitos del mercado actual, pero que puede crear las condiciones para el mercado emergente, el que en cuestión de años será un aliado.

Conoces algún esfuerzo de BTL similar, me gustaría lo compartieras, es importante difundir los logros del marketing PRO, pues mucho tenemos con los conceptos vagos y generalizados que se hacen las personas, tal vez un poco de lo bueno ayude.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL