El factor sorpresa en marketing ha sido efectivo durante décadas y a veces funciona más que las estrategias anunciadas durante meses, dependiendo del objetivo de la marca. El ephemeral retail design concept maneja la mejor parte de él.

El concepto es excitante porque además de contribuir al crecimiento de las tiendas emergentes como un modo de venta minorista sorpresivo, es una herramienta que en medio de una baja en ventas en las tiendas, puede ser el impulso que necesitaban.

Se trata de tiendas temporales que “aparecen” sin previo aviso, atraen rápidamente multitudes y luego se van o se transforman en otra cosa completamente diferente, algo que los consumidores entienden rápidamente como una oportunidad para ir de inmediato apenas vean el concepto.

Aunque comparten similitudes con las tiendas físicas tradicionales y las tiendas en línea, las tiendas stores eclipsan los formatos de retail comunes, ya que poseen características únicas y diferenciadoras que las hacen especialmente atractivas, de acuerdo con “Ephemeral Retailing. Pop-up Stores in a Postmodern Consumption Era”, de Ghalia Boustani.

Ofrecen experiencias de venta exclusivas y sorprendentes, así que son efectivas para atraer números en cuanto visitas. Las marcas establecidas están integrado estos puntos de venta en sus canales de distribución, mientras que otras los están adoptando para generar comunicación, conciencia, ventas o simplemente para experimentar.

Hermés abrió una nueva tienda temporal en Milán en Via della Spiga bajo el concepto de ephemeral retail design concept, como parte de su nueva estrategia.

El diseño, los colores y los materiales utilizados son una guía para otras marca que busquen atraer la atención hacia sus tiendas, pero que no estén consiguiendo movimiento en las ya establecidas, así que puede ser una idea digna de copiarse.

Este concepto consigue llamar la atención y generar la curiosidad de los clientes regulares, ya que de pronto aparece una tienda que no saben cuándo se irá y deben aprovechar la oportunidad que tienen enfrente al haber logrado detectarla rápidamente.

Las marcas de lujo se deben poner manos a la obra hoy más que nunca, pues incluso tienen nueva competencia y es enorme. Los grandes almacenes estadounidenses se han visto especialmente afectados por la contingencia y esto las pone en un lugar vulnerable que está aprovechando Amazon ante la entrada de Luxury Stores, que es una nueva posibilidad para los consumidores que quieren adquirir productos de lujo pero desconfiaban de la piratería en la plataforma.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL