• Tal parece que la guerra comercial entre China y Estados Unidos ha sobrepasado el escenario político y está adentrándose en el escenario de las aplicaciones.

  • El gobierno de Estados Unidos, en una rueda de prensa, dijo que las aplicaciones como Tiktok y WeChat son una “amenaza significativa”.

  • Este fin de semana el presidente del país norteamericano dijo, en conferencia de prensa, que estaba estudiando si el gigante tecnológico Alibaba debáis estar prohibido en Estados Unidos.

Tal parece que la guerra comercial entre China y Estados Unidos ha sobrepasado el escenario político y está adentrándose en el escenario de las aplicaciones. Prácticamente Donald Trump pretende, abiertamente, eliminar las aplicaciones tecnológicas de origen chino, bajo el argumento de que no son seguras, como es el caso de Tiktok, WeChat y más recientemente Alibaba.

Desde que Mike Pompeo, detalló que los planes del gobierno de Estados Unidos, y sus estrategias de seguridad implicaban una afectación secundaria en las compañías de comunicaciones de origen chino. Este plan, que ya esta poniendo en aprietos a la app Alibaba, pretende frenar los posibles riesgos de seguridad nacional, bajo un programa llamado “Red limpia”.

Amenazas significativas

El gobierno de Estados Unidos, en una rueda de prensa, dijo que las aplicaciones como Tiktok y WeChat son una “amenaza significativa”, sobre todo porque implica el comprometer datos de ciudadanos estadounidenses, pues hace un mes la el mismo Pompeo advirtió a los usuarios que utilizaran con precaución estas apps si no querían que su información terminara en el partido comunista chino. Una de las aplicaciones que están por sumarse a la lista de Trump es Alibaba.

Este fin de semana el presidente del país norteamericano dijo, en conferencia de prensa, que estaba estudiando si el gigante tecnológico Alibaba debáis estar prohibido en el país. Debemos comentar que Alibaba, es junto a Amazon, uno de los marketplace más grandes del mundo.

También puedes leer:

Alibaba no es la primera aplicación que está en riesgos de ser prohibida, otras apps de origen chino también están bajo la lupa del gobierno estadounidense y la escena pública. El caso más llamativo es el de Tiktok que con tal de no renunciar al mercado de Estados Unidos, está en platicas con Microsoft, y algunos reportes también señalan a Twitter como unas de las compañías interesadas, para comprar parte de la app y cumplir con lo señalado por Donald Trump y su gobierno.

Tiktok resulta uno de los casos más llamativos pues esta app, cuyo desarrollador es ByteDance, está siendo presionada para que la compañía china se deshaga de sus operaciones estadounidenses. De acuerdo a los señalamientos del gobierno estadounidense es importante velar por la seguridad de los datos personales que la app maneja. Incluso ya se establecieron plazos, las negociaciones de ByteDance no puede pasar más allá del 20 de septiembre, si este lapso de tiempo es rebasado la app quedará sin permiso para desarrollarse en el territorio de Estados Unidos. Los próximos meses serán cruciales para Alibaba y su futuro en el mercado estadounidense. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL