Australia.- Si un promotor bancario se acerca a nosotros en un centro comercial, probablemente haremos lo posible por evadirlo.

Por eso el Commonwealth Bank en Australia utilizó a un par de adorables ancianos para promocionar los beneficios de sus servicios en lí­nea.

Bob y Doreen son una pareja de ancianos que están conversando en la sala de su casa, lo curioso es que su sala es parte de un montaje escénico de un centro comercial, y Bob y Doreen son actores que se encargarán de enseñarle a los visitantes lo fácil que es usar la banca en lí­nea.

La agencia The White Agency en Australia realizó una campaña de guerrilla con una pareja de ancianos que simulando estar en la intimidad de su hogar, invitaron al público a conocer más sobre la plataforma digital de uno de los bancos más importantes de Australia.

El problema a resolver para la marca es la reticencia de muchos clientes bancarios a utilizar la web para realizar sus operaciones, y la acción consistió en comunicar la sencillez y practicidad de su plataforma.

Los clientes quedaron encantados con la simpatí­a del par de ancianitos, y el mensaje fue muy claro: si ellos pueden usarlo, cualquiera puede hacerlo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL