Aunque hayas sido de los afortunados en recibir vales de combustible, a continuación te enlistamos 6 maneras para no malgastar gasolina, formas prácticas con las que ayudarás a que tu economía salga bien librada y no te quedes a mitad de camino cuando regreses a casa.

Conduce a una velocidad apropiada

De forma similar al frenado brusco, acelerar mucho y de manera constante aumenta el gasto de gasolina de tu auto. Acelerar inmediatamente después del arranque del motor es especialmente dañino para tu vehículo, debido a que el motor requiere tiempo para lubricarse adecuadamente. Esta práctica aumenta el desgaste y puede generar daños a largo plazo a la maquinaria. Acelerar de manera gradual permite que el motor consuma menos gasolina y evita que te expongas a accidentes por exceso de velocidad.

Evita frenados bruscos

Hay ocasiones en las que es inevitable frenar de golpe, pero trata de evitarlo ya que pisar constantemente el freno gasta energía y quema más combustible, además acortar la vida de tus frenos. Mantener una distancia considerable entre un auto y el tuyo evitará que tengas que hacer este tipo de maniobras.

Afina tu vehículo

Para un mejor trabajo de tu auto, no hay nada mejor que una afinación, ya que en este proceso se hace cambio de bujías, limpieza de inyectores, cambio de aceite y reemplazo de filtros de gasolina y aire. El cambio de aceite mantiene una lubricación adecuada de la maquinaria; la limpieza de inyectores junto con el cambio de bujías aseguran que el desempeño de tu automóvil sea óptimo, por lo que se recomienda hacer un servicio de afinación cada seis meses ya que así ahorrarás combustible y mejorará el desempeño de tu motor.

Procura tener filtros de aire limpio

El proceso de combustión de tu auto requiere de una gran cantidad de aire. Es por ello que el filtro de aire evitará que el polvo o suciedad entren al motor, pero si tu filtro ya está sucio, bloqueará la entrada de aire a los cilindros y hará que el consumo de combustible sea mayor, y en consecuencia, la emisión de contaminantes a la atmósfera aumentará.  

Utiliza lubricantes sintéticos

Los lubricantes sintéticos están especialmente diseñados para proteger el motor. Cuando el motor arranca, este tipo de  aceite circula rápidamente para evitar la fricción y el desgaste de piezas no lubricadas. Aunado a lo anterior, te ayudan a ahorra combustible, pues trabajan más rápido que un aceite convencional y el motor opera de manera más eficiente, sin dejar de mencionar que son amigables con el medio ambiente al reducirlas las emisiones de dióxido de carbono.

Mantén una adecuada presión de los neumáticos

La correcta presión de tus neumáticos al rango especificado por el fabricante no sólo te brindará seguridad en el camino, sino que disminuirá el consumo de combustible. Si el inflado es inferior al rango recomendado, el neumático se calienta más y el desgaste aumenta, generando pérdida de combustible. 

Las seis anteriores recomendaciones harán que tu gasto de 13.98 pesos por litro de gasolina magna que consumes rinda mucho más, y propiciará que esos casi 400 litros anuales que necesitas para circular en esta ciudad tengan un buen uso, disminuyan la emisión de contaminantes y no destines más dinero de tu salario de lo que tenías planeado.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL