Aunque en México el comercio electrónico continúa en una etapa de adopción por parte del shopper, la preferencia del cliente aumenta y hace del país un lugar referente dentro del e-commerce.

Para el cierre de este año, eMarketer ha pronosticado ventas por 59,810 millones de dólares en América Latina, con un crecimiento de alrededor de 16.8 por ciento; mientras que el monto de venta en México al concluir 2017 se estima en 8,529 millones de dólares.

Pero aun cuando las cifras son positivas y acercan a nuestro país hacia un mejor posicionamiento en cuanto a penetración de comercio electrónico se refiere, existen ciertos obstáculos que imposibilitan su consolidación y mayores transacciones.

A continuación presentamos 5 retos a los que el e-commerce debe enfrentarse en nuestro país.

Mitos e ideas erróneas sobre el comercio electrónico

Datos de Statista señalan que, hasta el momento, 2 de cada 10 personas en México siguen si haber hecho una compra en línea en los últimos 12 meses, situación motivada por dos razones principales: desconfianza de hacer pagos en Internet y una mayor preferencia por parte de los consumidores en ver físicamente sus productos.

Búsqueda en móvil, baja transacción 

A pesar de que más del 60 por ciento de los mexicanos cuenta con un smartphone, y es además el dispositivo móvil más usado para navegar en Internet, no necesariamente es el medio con el que se cierran más transacciones de e-commerce, ya que del 78 por ciento que realiza una búsqueda en línea por medio de un celular, sólo el 54 por ciento genera una compra.

Entendimiento certero del shopper digital

Para que la transición hacia ser un retailer omnicanal sea correcta, es necesario que la marca primero conozca los nuevos hábitos de consumo, tanto de información como de adquisición, y así desarrollar una tienda que acompañe en todo el proceso de compra al cliente, por lo que debe mostrarse flexible, poner la experiencia del shopper en un lugar privilegiado y estar abierto a cambios y adaptaciones.

Falta de un buen diseño y comunicación en tiendas online

La compra online puede ser percibida como una caja negra para muchos shoppers, y más cuando las tiendas digitales no cuentan con un diseño adecuado, ni muestran información clara, tanto del producto como del proceso de compra.

Statista señala que la información incompleta y falta de claridad en el precio final, son razones de peso para generar incertidumbre y hacer que el cliente no confíe del todo.

Interpretación adecuada de datos y su aplicación

Lo datos en sí mismo no tienen el mismo peso ni valor que cuando son analizados y aplicados a una estrategia de marketing, BTL o de precios, por ejemplo.

Es necesario que cada retailer haga suyos los datos, para entonces tener un pleno conocimiento de cómo puede usarlos, que muestran ciertas cifras y cómo le benefician o perjudican.

Si bien hay muchos retailers que ya han comprendido cómo se opera siendo una tienda omnicanal, hay otras que aún están en dicha transición. No obstante, cada marca debe estar en constante innovación y sin dejar de adaptarse a los cambios del consumidor.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL