Las ventas en los puntos de venta, ya sean retailers o tiendas individuales deben tomar en cuenta ciertos datos que les informen si sus estrategias de marketing Below The Line están dando resultados.

Para ello, es necesario pensar en los siguientes tres puntos; los cuales brindan un panorama importante respecto a si las herramientas que se llevan a cabo son las adecuadas o no.

Invertiran 2600 mdd retailers en Mexico durante 2017
retailers

Ante ello, les presentamos 5 indicadores claves de rendimiento (KPI)

  1. Las ventas generadas durante cierto lapso de tiempo en comparación con las del año anterior y con otras tiendas (si se da el caso).
  2. Basándose en la tasa de rotación del inventario, con esto nos referimos a cuántas veces un producto se vende durante un año. Este valora la rapidez con la que se vende el inventario, según informes del sitio Wivoanalytics.
  3. Dependiendo las visitas de sus clientes y cuántos de ellos realizan una compra. Sin visitas, el negocio está prácticamente muerto.
    Es de suma importancia mantener el tráfico dentro del retail para poder mantener “las ventas en popa”.
  4. Medir la venta de los productos más rentables, saber dónde se van a colocar; y tener en cuenta el journey map del cliente.
  5. Comparar ingresos contra gastos mensualmente, de este modo se podrá comparar la evolución del negocio a detalle y se podrá conocer el ritmo del crecimiento.

Respecto al Customer Journey map

El Customer Journey Map es una herramienta primordial para quienes desean conocer más respecto a las acciones de un cliente dentro de una tienda. Además de brindar detalles de la experiencia del shopper, ofrece datos relevantes que pueden mejorar y propiciar la compra.

Entre las ventajas para el retail que ofrece el CJM se encuentran:

  1. Ayuda a comprender y ajustarse a la experiencia y necesidad de los clientes.
  2. Además mediante este mapa se pueden descubrir oportunidades de nichos que mejorarán el servicio al cliente.
  3. Ayuda a ubicar un estudio especializado del cliente, ya sea para reconocer un tipo de cliente; realizar un focus den ciertas partes del proceso y en general conocer cómo “vive” la experiencia el shopper.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL