Aplicando el modelo AIDA a su estrategia de marketing digital

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

En el vasto mundo del marketing digital, la conversión de clientes potenciales no es un simple proceso de uno a dos. Hay varias etapas que debe atravesar un cliente potencial en su recorrido como comprador antes de convertirse en cliente. Esto es algo que todos los especialistas en marketing entienden, pero a menudo existe confusión en torno al proceso de conversión de leads en sí. Aquí es donde entra en juego el modelo AIDA, que ayuda a explicar cada una de las cuatro etapas por las que pasa alguien antes de realizar una compra.

El acrónimo, AIDA, significa lo siguiente: Atraer, Interés, Deseo y Acción y aquí te lo desglosamos:

1. Atraer

Esta primera fase del modelo AIDA es similar a la etapa de atracción en el viaje del comprador. Aquí, un cliente potencial ha reconocido un problema que necesita resolver. Para comenzar, es probable que comiencen a investigar en línea no solo para obtener una comprensión completa del problema que están experimentando, sino también para encontrar diferentes soluciones. La pelota está ahora en la cancha de su empresa para asegurar que un cliente potencial se encuentre con su contenido de marketing y otras piezas educativas. Algunas formas de llamar la atención sobre la marca de su empresa incluyen publicar en las redes sociales, escribir contenido centrado en SEO y recibir reseñas de clientes actuales para ayudar con las búsquedas locales.

2. Interés

Ahora que un cliente potencial ha interactuado con un fragmento de contenido, o ha visitado una página en el sitio web de su empresa de marketing, es hora de generar más interés en las soluciones de su empresa. Aquí es donde la narración de la marca será especialmente beneficiosa. Desea que el cliente potencial se involucre con su marca y comprenda su historia, sus valores y los beneficios que puede brindar.

Cuente la historia de su marca de una manera que realmente se sienta como una “historia” genuina. Proporcione un entorno y personajes (como los fundadores de su empresa y los miembros actuales del equipo), junto con un conflicto y una resolución. Esto muestra la capacidad de su marca para brindar soluciones clave a desafíos comunes en su industria. Recuerde, el objetivo no es solo compartir los muchos logros de su empresa; desea asegurarse de que se centre en el trabajo duro, la pasión y la atención al cliente a lo largo del camino

Manténgase alejado de demasiada jerga en la historia de su marca. La historia debería surgir de forma natural sin la necesidad de términos complejos ni tonterías innecesarias. Intente utilizar una línea de tiempo visual para ilustrar la historia de su marca. Esto ayudará a los prospectos a seguir fácilmente la historia, lo que puede ser útil si su empresa ha existido durante varias décadas.

3. Deseo

Antes de esta fase en el modelo AIDA, el prospecto se enteró de su empresa de marketing y su marca, y se interesó en su valor y beneficios. Ahora, su objetivo es generar un mayor compromiso a través de ofertas de contenido de alto nivel, suscripciones a blogs y, si está disponible, una demostración de su servicio. Proporcionar puntos de contacto consistentes ayuda a mantener a su empresa en la cabeza de la mente y muestra el valor que puede ofrecer a sus clientes potenciales. Las ofertas en esta fase son especialmente beneficiosas si se sienten exclusivas y únicas. Para generar aún más confianza con sus prospectos y alentarlos a convertirse en clientes, intente compartir también estudios de casos únicos y testimonios de clientes.

4. Acción

¡Por fin, el prospecto ha decidido convertirse en cliente! Sin embargo, el papel de su empresa en el modelo AIDA está lejos de haber terminado. Debe asegurarse de que el proceso de conversión para convertirse en cliente sea lo más fluido y sin barreras posible. No desea hacer demasiadas preguntas en sus formularios, por ejemplo, o asustarlos con un alto costo de compra. Una perspectiva ha llegado tan lejos en su viaje; no es necesario presionarlos para que se conviertan en clientes hasta que estén absolutamente preparados. Menos fricción en el proceso de conversión será de gran ayuda para un nuevo cliente potencial.

Estas cuatro fases del modelo AIDA deberían darle a su empresa de marketing una idea más sólida del viaje de un comprador y cómo capitalizar cada etapa y punto de conversión.

 

Otras notas que también pueden ser de su interés:

Benetton estrena modelo de tienda sostenible, ¿una tendencia en el sector de la moda?

Amazon abre tienda física futurista. ¡Sin cajas registradoras, ni contacto!

Consumidor encuentra nido de ratas en verduras de Chedraui Selecto

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.