10 errores en packaging que pondrían en riesgo tus ventas e imagen

520
packaging

Una estrategia de marketing que atrapa la mirada del shopper en PDV y hace que se despierte el deseo por comprar es el packaging.

Hablar de packaging es referirnos a aquel envase o contenedor donde se almacena y protege el producto de una determinada marca.

Para no quedar únicamente en un envase convencional, el packaging cuenta con un diseño específico que motiva el interés comercial de una empresa por hacer que el consumidor adquiera sus productos, aun cuando no los necesite.

Gracias a su presentación comercial, integrada por elementos visuales vistosos y bajo un diseño específico, el shopper puede adquirir un artículo sólo por tener un envase agradable, que para él tenga un valor agregado.

Datos de nuestro más reciente Estudio de Retail en México, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, señalan que en 2016 68.9 por ciento de los consumidores estarían dispuestos a pagar más o comprar algún producto sólo por su packaging.

Ante este porcentaje, que incluso podría superarse al cierre de este año, y que la industria de envasado y embalaje en México podría reportar un crecimiento de alrededor del 5 por ciento, según la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE), es necesario que al momento de hacer el diseño y fabricación de packaging se eviten ciertos errores que podrían poner en riesgo no sólo la venta de producto, sino la imagen y pérdidas económicas para la marca.

Carecer de objetivos claros para su diseño

No tener claridad en los objetivos que se persiguen al crear un packaging o rediseñarlo, harán que su fabricación no sea la correcta, al igual que su comunicación ante el shopper en PDV.

No tener una estrategia de marketing y comunicación

Es preciso que la marca detrás de la creación del packaging cuente con una estrategia de marketing bien definida que justifique su fabricación, y que la comunicación para dar a conocer el nuevo envase y producto sea efectiva, causando interés en el target.

Dejar de lado la creación de un prototipo

Se recomienda que antes de colocar un nuevo packaging en anaquel, previamente se haya visualizado y manipulado un prototipo para que la marca pueda ubicar los aciertos y errores de diseño y que éstos no se vayan en el envase final que será puesto a disposición del consumidor.

Omitir el control de calidad

Un simple error tipográfico puede suponer pérdidas millonarias; por ello es fundamental que se lleven a cabo controles de calidad de todos y cada uno de los envases para que una omisión o error afecte la cadena de producción.

De igual manera también es necesario que se haga dicho control para que se pueda innovar en los próximos diseños de packaging, sean atractivos y cumplan con sus objetivos.

 

Continúa leyendo en la siguiente página.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL