Los restaurantes de comida rápida son lugares que entregan una experiencia única y diferenciada al consumidor. En el último año las marcas inmersas en la industria del fast food han realizado importantes inversiones para crear espacios más ágiles y sostenibles, con el propósito de satisfacer las expectativas actuales. 

La integración de opciones saludables, automatización, servicios de entrega y sostenibilidad, que son algunas de las tendencias con mayor impacto en el marketing de esta industria. El consumidor hoy es el experto. El reto de los minoristas es entregar un mejor valor, la mejor experiencia, que se traducirá en clientes frecuentes y fidelizados, un inmenso desafío en un mundo digitalizado. 

El reporte 6 Trends In The Fast Food Industry For 2019 de Fast Food Menu Prices, muestra que los gigantes del fast food retail están centrados en transitar sus operaciones hacia campos de sostenibilidad y digitalización ante el valor que demanda el consumidor. En este sentido, la experiencia es el factor que determina la diferenciación de los restaurantes de comida rápida.

Es el caso de McDonald’s que a finales de 2018 presentó “el restaurante del futuro” en México, el cual registra elementos digitales que facilitan la personalización de las órdenes y el proceso de compra. KFC, la cadena especializada en pollo frito, es otra de las marcas que en último año ha sido eje central de las conversaciones digitales por esfuerzos de marketing centrados en la experiencia del consumidor. 

Para leer completo este y otros artículos, suscríbete a nuestra revista impresa, dando clic aquí.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL