El mundo es de los audaces

El mundo es de los audaces. Recuerdo nítidamente aquellos momentos en los que mi maestro de historia en la preparatoria repetía esta frase para explicarnos el porqué nuestro país había tomado el rumbo que había tomado.