La lencería debe ir en el lugar correcto

En Estados Unidos, Jane Pain realizó una campaña gráfica que además de promocionar la ropa interior de la marca, difunde un mensaje muy interesante: la lencería debe ir en el lugar correcto.