Una broma que ahora vende millones

¿Qué pasaría si usted un día, en un arranque de celos le pone un dispositivo a modo de candado a su cajeta o helado favorito que guarda en el refigrerador y de la noche a la mañana la idea empazara a venderse como pan caliente?