Una marca que les hizo estatuas a sus clientes para premiar su lealtad

Cuando se trata de estrategias below the line parece que no hay límites para la creatividad, un ejemplo de ello es la marca de cerveza 34 que hizo una estrategia de promoción inadecuada desde el punto de vista de lo establecido, pero al final supo recompensar a sus consumidores y hacerles vivir una experiencia única.