El surrealismo mágico del marketing

2565

Monet, Picasso, Dalí… Todos ellos genios del arte, marcaron tendencia, fueron disruptivos para su época y eso los posicionó como los grandes jugadores en un mercado que es tan especial, preservando la fidelidad de sus consumidores aún después de su muerte. 

Ellos hicieron su propio marketing, obvio sin darse cuenta, no me imagino a Dalí calculando su ROI o a Picasso calendarizando sus pautas en medios. Simplemente disfrutaban lo que hacían, lo hicieron de una manera natural, logrando obtener la atención de sus consumidores. 

Es claro que tenían un objetivo, ese es el principio básico de todo estratega de marketing.  Su objetivo era comunicar algo a través de sus obras, querían comunicar su perspectiva de la vida a través de sus pinturas y esculturas, a través de un realismo o surrealismo, y precisamente eso generó la conexión que existe hasta nuestros días entre los consumidores de arte, los artistas y sus obras.

Qué maravilla darse cuenta que hasta las cosas más exquisitas como es el mercado del arte, tienen una estrategia de marketing que ha evolucionado. Museos, galerías, grandes casas de subastas como Sotheby’s tienen en su haber una estrategia de marketing que va desde el marketing clásico y hoy en día utiliza medios digitales. 

Algunos pensaran que el marketing para el mercado del arte no tiene sentido, que es un mercado de lujo al que solo un selecto grupo puede acceder a comprar obras de arte de reconocidos artistas clásicos y contemporáneos, pero… ¿Alguna vez se han preguntado por qué tienen tanto éxito a nivel mundial las ferias de arte con Art Basel en Suiza y Miami o The European FIne Art Fair en Maastricht?

La razón es que el arte cada día está más cerca de las personas, no se necesita invertir millones de dólares para ser un consumidor de arte, ¿por qué? Porque el arte genera su propio ROI en diferentes segmentos de una manera orgánica. 

Los tipos de consumidores de arte que he detectado son:

1. El coleccionista senior – el cual suele asistir a las subastas especiales o contactar a un art dealer para adquirir una obra original, con autenticidad auditada por expertos y en la cual invierte grandes cantidades de dólares. 

2. El consumidor visual – Aquel que asiste ferias de arte a respirar el ambiente artístico y admira por horas las obras. 

3. El coleccionista de páginas  – Consumen arte a través de los libros especializados en con versiones inéditas y que se vuelven coleccionables.

4. El coleccionista junior – Consumen réplicas a pequeña escala de esculturas como la Victoria de Samotracia, que se vende por ejemplo, en la tienda del Museo Soumaya en la CDMX. 

Del otro lado de la moneda, los especialistas en arte si piensan en posicionarse, habiendo descubierto que existen distintos segmentos a los que hay que ofrecer un producto o servicio, ahora los artistas, galeristas, curadores de arte y restauradores piensan en cómo lograr obtener la preferencia de esos consumidores.

Por eso dentro de una estrategia de marketing para el mercado del arte, existen patrocinadores para las ferias de arte, prueba esta que Zona Maco en México ha mantenido durante 15 años este liderazgo, enriqueciendo cada edición con nuevas propuestas de arte incluyendo Fotografía y Antigüedades, para que los asistentes encuentren en este evento lo que están buscando y sea una experiencia 360 grados, tanto para los organizadores, patrocinadores y asistentes, ya que todos ellos obtienen el ROI que buscan de acuerdo a su expectativa. 

El mercado del arte es próspero, solo se debe enfocar de manera objetiva lo que se quiere lograr con el tipo de consumidor al que se dirige, no se necesita ser un experto en el tema, se necesita observar y para eso los mercadólogos nos pintamos solos, porque encontramos la oportunidad de generar una estrategia para un producto que no es común, pero que cada día es más cercano a la población mundial.  

Todas las industrias tienen sus reglas en cuanto a marketing se refiere, hay que aprenderlas para lograr los objetivos, pero hablando de una industria tan especial como el arte nada está dicho y puede ser hasta cierto punto impredecible, por eso hay que mantenerse informado de lo que acontece en el rubro a nivel mundial y adaptarse a los cambios y exigencias del consumidor.

Aprendamos esas reglas y sigamos los consejos de un maestro del arte y por ende del marketing, vivamos el surrealismo mágico del marketing rompiendo y transformando las reglas del arte.

Aprende las reglas como un profesional, para poder romperlas como un artista. ~ Pablo Picasso ~

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL