En España, las últimas semanas tuvieron momentos de alta tensión en ciudades como Madrid, Cataluña y Barcelona, debido a paros y huelgas del sector taxi por la exigencia e una regulación a servicios de transporte con conductor (VTC).

Los taxistas exigían que servicios como Uber y Cabify tuvieran un tiempo de contratación, además pedían que estos servicios tuvieran prohibido ser geolocalizados para ser obligados a contar con una base para realizar el servicio. En suma, que no pudieran recoger pasajeros en paradas de taxi, estaciones o grandes eventos.

Debido a la presión ejercida por el sector del taxi, Damiá Calvet, conseller de territorio y sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, determinó que los servicios de Cabify y Uber dejarán de operar en Barcelona, tras las incesantes protestas.

De acuerdo con Damiá Calvet, el decreto no decanta a favor ni del Taxi ni de las VTC, sino que está concebido para proteger al usuario, “porque una VTC no puede dar el mismo servicio que un taxi”. Cabify, a través de un comunicado, ha informado que comunicará a los usuarios por medio de su aplicación su expulsión el mercado.

Sin embargo, otra de las ciudades que se encuentra enfrentando esta situación es Madrid, donde los taxistas llevan 11 días de huelga indefinida. Debido a que el Gobierno de Madrid, ha rechazado la propuesta del sector, la que pide que se contrate un servicio de transporte con conductor con 60 minutos de antelación o recorrido mínimo de 5 km.

Te recomendamos: ¿Qué está pasando en el sector del taxi en España?

El reporte Breaking Down Uber’s Valuation: An Interactive Analysis de Forbes, muestra el número anual de viajes que Uber ha dado a nivel mundial en los últimos años. En 2018, se estima que el número de usuarios de Uber en todo el mundo alcanzó los 5,500 millones de viajes, un aumento de cuatro mil millones de viajes en comparación con 2017. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL