• En la ciudad de México las zonas con menor nivel socioeconómico son quienes se más mueven y menos respetan la cuarentena.
  • La última estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI) determina una caída del 3 por ciento en la economía global para el final del año.
  • La CANIRAC estima que las pérdidas para la industria restaurantera se encontrará alrededor de los 100 mil millones de pesos.   

 

De acuerdo a lo dicho por la investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de UNAM, Beatriz Urías Horcasitas, en México existen una infinidad de ejemplos que muestran la proliferación de actitudes de discriminación racial y de clase.

Para la investigadora en el país hay grupos que siguen padeciendo discriminación y estigmatización no solo por ser indígenas o mestizos, sino también por encontrarse en los márgenes de una cultura dominante. Además del color de piel o la forma de las facciones, en el país, el sistema categoriza y clasifica cuerpos, a partir de su nivel educativo o el manejo de determinados códigos culturales. No solo eso también el nivel socioeconómico, combinado con otros elementos de orden económico y cultural determinan las oportunidades y el acceso a un mejor empleo o a mejores servicios.

Esta exclusión enraizada a prejuicios, según la especialista, también se ha radicalizado en el contexto de la pandemia actual. De acuerdo a Grandata en México quienes menos guardaron confinamiento fueron las zonas con más bajos niveles socioeconómicos.

¿Un confinamiento clasista?

Durante la cuarentena el país ha tenido que pausar prácticamente cualquier tipo de actividad, México ha tenido que reducir aproximadamente el 47 por ciento de su movilidad. Según datos de Grandata, quienes menos han respetado el confinamiento son las personas que habitan en zonas de menor nivel socioeconómico.

Al ahondar en datos por código postal o ajeb el porcentaje de movilidad varía dependiendo del nivel socioeconómico de la zona. De acuerdo al director de Grandata México, Alejo Idogaya, ante Expansión dijo que estos datos marcan diferencias lógicas en un país marcado por la disparidad económica.   Pues las diferencias dependen de las zonas en la que la gente tiene “que salir a trabajar si no, no come”.

También puedes leer:

Tras cuarentena, Quintana Roo comienza a recibir turistas y Yucatán se alista para la nueva normalidad

Esta es la música correcta para escuchar en la cuarentena

Bisquets Obregón abre sus restaurantes y así será ir a uno en la nueva normalidad

Grandata realizó sus mediciones usando data anónima proveniente de líneas celulares que detectan cuando una persona se mueve a 100 metros de lo que marcan habitualmente como hogar.

El estudio de esta compañía es revelador pues reflejan las tendencias de movilidad en la Ciudad de México y sus áreas cercanas. En la ciudad las zonas con menor nivel socioeconómico son quienes se mueven más que el resto, de la misma manera los municipios que colindan con estas zonas.

México y sus pérdidas económicas

La única certeza que ha traído el confinamiento es la idea de que 2020 será recordado como un año de crisis, un año recesivo para la mayoría de los países. La última estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI) determina una caída del 3 por ciento en la economía global para el final del año.

El agujero marcado por la pandemia es equivalente a 30 veces la reducción que se reportó durante la crisis financiera internacional del 2008 al 2009. En nuestro país las estimaciones de crecimiento para el 2020 van desde el rango desde el 0.1 hasta el 3.9, según la Secretaría de Hacienda.

Industrias afectadas

Una de las industrias más afectadas durante esta cuarentena es la restaurantera, pues ocho de cada 10 establecimientos, en la Ciudad de México, no han tenido ventas desde hace más de cuarenta días.

Según el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), Francisco Fernández, señaló que hace 11 años, en la cuarentena para evitar los contagios por influenza H1N1 se perdió 9.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En la actualidad, según estimaciones de la misma institución, se prevén más de 75 días de cuarentena como consecuencia el daño será del 30 por ciento del PIB, del sector. Es decir alrededor de 100 mil millones de pesos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL