El fútbol es una de las prácticas sociales más arraigadas y consentidas por los mexicanos, por ello no es de extrañarse que alrededor de ella se realicen diversos rituales que denotan el nerviosismo o la emoción ante un posible GOL.

Más notas relacionadas con Encuestas:
Donde hay feedback hay un cliente fiel
62% de mexicanos que viajan por negocios lo extienden a placer: Expedia
Las marcas más populares que vestirán a los jugadores de la FIFA

Para conocer a fondo el comportamiento de los aficionados que apoyan a la Selección Nacional, P&G realizó la encuesta “Hábitos y comportamientos de los Latinoamericanos relacionados al Fútbol” a mil 500 personas de la región.

De entrada 7 de cada 10 hombres manifestaron su encanto por este deporte y 3 de cada 10 se consideran fanáticos fervientes, es decir, que usan adornos y camisetas de la selección, se pintan el rostro e invitan a los “cuates” a ver el partido y festejar la victoria, en caso de que así sea.

México fue el único país de América Latina donde no se registró un “no me gusta el fútbol”, y además el 23% de mexicanos se consideran expertos en la materia.

Si de algo peca el mexicano en este ámbito es de nervioso, pues según el estudio, el 43% cruza los dedos cuando van a cobrar un penal, en tanto que el 25 voltea la mirada para no ver el tiro.

Por otro lado, 2 de cada 10 aficionados a nivel Latinoamérica opta por estar bien arreglado para ver un partido de fútbol, especialmente los mexicanos, colombianos y brasileños.

Un dato interesante que arrojó el estudio de P&G es que los pamboleros consideran que el fútbol es una actividad que se vive mejor en familia o con los amigos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL