¿Qué no nos queda suficientemente claro? El turismo necesita de experiencias offline para atrapar. Más allá del rollo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Varias cosas se me movieron en mi más reciente visita a Cancún. Una de las principales es el mercado del turismo, comenta Paco Santamaría.

Varias cosas se me movieron en mi más reciente visita a Cancún. Una de las principales es el mercado del turismo. En concreto, Cancún y sus circunstancias es un reflejo de lo que está pasando a nivel local y mundial en el turismo. Y el turismo es clave para países como México. Porque por tradición el primero o segundo lugar en ingresos en países como el mío son las remesas de los emigrantes y el turismo -servicios-. Así van, muchas veces a la par y uno le gana a veces al otro. Tampoco nadie va por la vida diciendo que el principal contribuyente del PIB (Producto Interno Bruto, ósea la unidad de medida de riqueza de un país.) es lo que mandan los emigrantes de tu país que van otro porque en el tuyo no encuentran oportunidades para generar dinero. Bueno, mi punto es que el turismo es clave para los países que viven de este tipo de servicios y experiencias. Que son de las principales fuentes de ingresos para sus familias. 

¿Por qué el turismo es tan importante? Es muy sencillo el trabajo como tal, como lo conocemos así el proceso godín tiende a desaparecer. Poco a poco los trabajos rutinarios y sistematizados van a ir a la baja. Serán sustituidos por algoritmos y servicios que mariden las experiencias offline y online. La omnicanalidad, los robots y los chat bots  abatirán muchos puestos de trabajo que hoy son rutinarios y aburridos. Cada día, las personas pedirán dejar de trabajar de forma convencional. Seremos unos eternos buscadores de experiencias. Y pagaremos muy caro por esto. 

Esta evolución nos conviene al sector turismo y a países como el nuestro, ¿Por qué? Porque a los mexicanos nos gusta trabajar en el sector de servicios. Somos buenos para dar servicio, somos hospitalarios y nos gusta atender bien a los que nos visitan. Esto es una ventaja parque, dentro de los trabajos que no van a desaparecer serán los de servicios turísticos y hospitalidad. Y para esto nosotros somos una potencia, con nuestra playas -un escenario offline natural maravilloso que no le pide nada a ningún otro lugar y que es completamente inorgánico- y nuestra gente que tiene un perfil hospitalario y le gusta ser servicial, si nos enfocamos, seremos una potencia mundial de venta de experiencias turísticas. Si no, como muchas cosas de nuestra historia, dejaremos pasar una oportunidad más. Ya dejemos atrás la polarización, que si ganó un candidato, que si no nos gusta, que si no, que si es comunista, que si son conservadores. Urge enfocarnos en lo verdaderamente importante para que no sea otro año perdido más 2020, como lo fue 2019. Que nos pasamos polarizados, asustados y des enfocados. Pongámonos trabajar y dejemos de quejarnos. Como sea, nos quedan cinco años más con este gobierno. Que nos necesita a todos. 

Hay quienes sí están menos asustados y más enfocados en salir adelante, como el cocinero argentino y generador de experiencias gastronómicas Cristian Morales (www.chefcristianmorales.com en su vida digital). Un argentino y eterno emprendedor, que admiro mucho por su templanza. En las buenas y las malas. Ahora que visité Cancún para dar una conferencia, me invitó a su nuevo concepto “Sabores de la Historia” en donde en su epicentro que antes fue su casa y que ahora es su restaurante, ejecuta con rigor una gran producción de micro teatro de la historia actual de México. Desde balazos revolucionarios hasta la intimidad marital y el triángulo amoroso entre Frida, Diego Rivera y León Trotski. El concepto es maravilloso, sencillo y poderoso. Mientras cenas lo que cenó Trotski cuando llegó por primera vez a la casa de Diego y Frida, conoces en forma dramática e interactiva la trama con rigor, bien puesta y dirigida de las historia de la mujer  icono mexicano al mundo. Debo de decir que yo tenía mis dudas de ir a una puesta en escena en Cancún sobre los pasajes de la vida de Frida (Por un momento imaginé un espectáculo vacío, insustancial, sonso y folklorista de Xcaret.) Pero no, es una gran experiencia de micro teatro, bien producido y dirigido para gente sensible e inteligente. Le irá muy bien a Cristian Morales porque está entendiendo lo que la gente quiere: Experiencias reales, contundentes e inolvidables con el offline necesario para que sean los mismos turistas los que difundan el contenido para invitar a otros como ellos a venir. Terminé bailando y tomando tequila con chinos, estadounidenses, mexicanos y vietnamitas después de la obra. Así muchos deben de diseñar experiencias reales en momentos de crisis recesivas. Menos queja y más reinvención. 

Después de esta cena, el chef me acompañó hasta mi hotel. Al despedirme le pregunté: —¿Cómo te fue este año? ¿Estuvo perrón? —Interrogué.

—Yo no me quejo, me pongo a hacer cosas.—Me respondió y se despidió.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.