El retail y el marketing BTL son áreas del conocimiento que avanzan rápido no sólo para adaptarse a los clientes, sino también a las exigencias del mercado, con la finalidad de que las acciones que se realizan sean considerablemente más eficientes y que tengan un mayor impacto. Debido a que gran parte de las decisiones de compra que toma en consumidor las toma en el punto de venta, aspectos como el empaque son importantes y también han cambiado, de tal modo que han surgido algunas tendencias como shelf-ready packaging.

Sin embargo, ¿qué es el shelf-ready packaging? Este término, que también se conoce como retail ready packaging, hace referencia al embalaje que está diseñado para ser colocado directamente en los anaqueles de un punto de venta, puesto que los productos que contienen están alineados y organizados para ser tomados por el consumidor.

El shelf-ready packaging tiene una serie importante de ventajas que no sólo impactan en áreas como la logística (particularmente en el manejo de stock), sino también en el category management.

Entre las ventajas con las que cuenta el shelf-ready packaging destacan que es mucho más sencillo colocar el embalaje en el anaquel, retirar una parte de él y dejar que el público tome los productos en la caja en cuestión. Por lo que este ayuda no sólo a reducir el tiempo en el que el personal coloca los artículos en el punto de venta, sino que también minimiza el esfuerzo que se requiere para esta tarea.

Cabe destacar que a través de este tipo de embalaje no sólo gana el retailer al ahorrar esfuerzo y tiempo en procesos, sino que también gana la marca, puesto que incrementa la exposición de la marca a través de la caja en la que se encuentran los productos, para lo cual se necesita que esté brandeada.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL