El cross selling o venta cruzada es la puesta en venta de varios productos a un mismo cliente con el objetivo de optimizar la transacción. Se trata de una estrategia de marketing que de saber emplear trae resultados positivos a las cadenas de retail.

Notas relacionadas:
¿Sabes qué es el dark social y cómo afecta a las marcas?
¿Por qué el marketing promocional en punto de venta es lo más importante en una campaña BTL?
LicuaderíaQuaker, una estrategia below the line que innova el punto de venta

Esta estrategia no debe entenderse como la colocación de más productos para un mismo cliente, sino de los productos que de verdad satisfacen sus necesidades en el mismo punto de venta. Por ejemplo, poner un cepillo de dientes acompañado de sus bienes complementarios (como se diría en términos económicos) que serían una pasta dental o un enjuague bucal. Lo mismo ocurriría con servicios que pueden complementarse y que al momento de encontrarse juntos los clientes podrían adquirir al mismo tiempo.

Entre las ventajas de implementar una estrategia cross selling en el punto de venta de las cadenas de retail se encuentran los siguientes tres:

1. Incremento en ventas. Al ofrecer más de un producto esto podría resultar obvio y según algunos datos el incremento en ventas podría ser de hasta el 10%.

2. Satisfacción del cliente. Mientras más productos que satisfagan las necesidades de los clientes se les presenten en un mismo sitio, el consumidor de bienes o servicios se sentirá más satisfecho.

3. Fidelización de los clientes. Más allá de la satisfacción, alguien que ofrece una estrategia de cross selling puede además de captar a los clientes fidelizarlos, con lo cual es posible tener clientes asiduos que regresen en busca de promociones.

En suma, el cross selling es una estrategia que se debe aprovechar con creatividad para lograr el engagement deseado con los clientes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL