El factor tiempo en un retailer es sumamente relevante cuando se trata de que el shopper pueda ser atraído por un producto, lo vea, se enamore y lo compre. Son sólo 7 segundos los que un fabricante y punto de venta tienen para que el cliente sea enganchado y aumente su gasto de ticket promedio.

Para apoyar este propósito, áreas como Trade Marketing, Shopper Marketing y planogramas son de suma importancia para la planeación, ejecución y medición de resultados de las distintas estrategias qué habrán de desarrollarse para aumentar el número de clientes y ventas concretadas.

Y cómo es poco el tiempo que el shopper interactúa con el anaquel, es necesario que ese espacio de exhibición se optimice y presente tus productos de la manera más adecuada para beneficio de tu marca y del minorista.

¿Cuáles son esos elementos básicos que este lugar de exhibición debe tener para la muestra de tus productos?

Visual merchandising

Contar con una buena iluminación, acomodo adecuado, mostrar una organización del producto, así como colores, aromas e incluso música pueden contribuir a que tu producto luzca mejor y motive al cliente a acercarse, mirar y comprar.

Material POP

Además de generar expectación en el shopper dados sus colores, imágenes, tipografía y diseño, también brindan información adicional y relevante para los clientes que no siempre está contenida en una campaña de televisión o en el embalaje.

Haz que tus cabeceras, góndolas, colgantes y demás tipos de material POP hagan destacar tu marca y producto.

Packaging creativo

Sabemos que el diseño o rediseño de un embalaje no es asunto de la improvisación, ni mucho menos algo menor que sólo se trate de dar una nueva imagen a tus productos.

Tener en punto de venta un packaging creativo implica no sólo color, ilustraciones, tipografía, también requiere de un diseño disruptivo que, a su vez, lo haga funcional y luzca bien en anaquel. La creatividad en un embalaje no debe limitarse a sólo algo bonito, también lo creativo radica en la disminución de costos desde su diseño y fabricación hasta su transportación.

Limpieza del espacio

La higiene es primordial en cualquier tipo de negocio que tengas, sea cual sea el giro de tu empresa. En el anaquel aplica igual; cada espacio donde esté tu producto debe guardar la mayor limpieza posible, ya que un espacio aseado da buena imagen, confianza e impulsa la compra.

Abasto suficiente

Tener un buen nivel de stock en bodega y siempre estar con tu espacio de anaquel lleno favorecerá que cuando el shopper se acerque y busque tu marca, no opte por la competencia al no ver tus productos. Revisa tu inventario y haz un monitoreo de cómo se da la rotación de tus productos, así como el espacio designado en anaquel.

Tener un control de lo anterior, así como de la correcta rotación de producto, medición de ventas, monitoreo de  inventario, colocación correcta de material POP, entre otros puntos clave debe ser una labor conjunta entre retailers y fabricantes para que el objetivo de vender más y satisfacer al cliente se den.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL