A finales de 2018, la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados confirmó la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), con el propósito de que sus funciones fueran adquiridas por los consulados y embajadas de cada país. 

La principal fuente de financiamiento del CPTM se derivó del cobro del Derecho del No Residente (DNR), del cual el 10 por ciento se utilizó para pagar un crédito del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur).

Comenzando el 2019, el gobierno federal aprobó el cierre y la desintegración de las 21 oficinas de representación en el extranjero. En este sentido, se dio a conocer que para la desaparición y liquidación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), se destinaron alrededor de 18.2 millones de pesos para los procesos de cierre de las 21 oficinas en el extranjero y la liquidación de plazas laborales.

Sin embargo, luego de llevarse a cabo el proceso de desaparición del organismo, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, informó que presentaran una denuncia contra el extinto Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) por posible desvío de recursos a cuentas propias y empresas en el extranjero.

“Hemos analizado la información del Consejo de Promoción Turística de México. Coincido con la posición de la Sectur y su titular Torruco. Existen pagos superfluos y un posible desvío de recursos a cuentas propias y empresas en el extranjero”, dijo Santiago Nieto, a través de su cuenta de Twitter.

Se presentarán distintas denuncias en instancias correspondientes por la existencia de pagos superfluos y el posible desvío de recursos a cuentas propias y empresas en el extranjero.

Recientemente el gobierno mexicano creó el Consejo de Diplomacia Turística, con la finalidad de ejecutar estrategias en beneficio a la promoción de México.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL