Una marca se confecciona desde distintas vertientes. No sólo implica el logo, el nombre o la identidad gráfica que podemos mirar en un primer vistazo, sino que involucra otros aspectos como su personalidad o incluso el packaging en el que se nos presenta alguno de sus productos. Precisamente este último aspecto es de gran importancia, puesto que, en el punto de venta, es uno de los componentes de la firma que más sobresalen a la vista. El empaque ha sido sometido a una serie de innovación que vale la pena revisar de manera puntual.

Una de las innovaciones más relevantes en la era de los consumidores y las firmas más comprometidas con el medio ambiente es el packaging creado con materiales amigables para el medio ambiente. Mientras que el plástico está siendo desplazado, componentes como el cartón o incluso el vidrio están adquiriendo una mayor relevancia.

Hay ocasiones en las que no es posible evitar o sustituir el uso de plásticos en el packaging, por lo que en dado caso de tener que usarlo, se busca que sea reciclado. Lo que es un hecho es que los plásticos de un solo uso están en vías de extinción.

En el tenor de la preservación y el cuidado del medio ambiente, otra de las innovaciones que ha experimentado el packaging es la generación de empaques que tengan menos piezas o que sirvan más como un recipiente multiusos que como un mero contenedor. Por ejemplo, pensemos en vaso para el café. Anteriormente, para beber su contenido, tenía un popote a aparte (lo que representaba, a fin de cuentas, un desecho), sin embargo, varias firmas están buscando en generar boquillas en las tapas para eliminar esta futura basura.

Además de contener un producto, el packaging ya no solo busca ser un contenedor, sino que está siendo diseñador para que eventualmente pueda tener distintas funciones y que pueda ser reutilizado por las personas, aspecto que ayuda a extender los impactos que genera la firma e incluso puede llegar a convertirse en mercancía oficial.

¿Qué nos espera en un futuro con el packaging? Sí bien, en la actualidad han comenzado a integrarse distintos componentes tecnológicos para hacerlo más interactivo, lo cierto es que habrá que esperar a ver qué aportar las nuevas tecnologías a este componente de marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL