Subway, la cadena de restaurantes de comida rápida, en el marco del Día Mundial de los Océanos, lanzó la campaña #NoSalvemosALosPopotes, con la finalidad de reducir en un 100 por ciento la utilización de plástico de uso único de su marca y buscar productos sustitutos que sean amigables con el ambiente. 

Entre 2017 y 2018, la campaña social (en una primera etapa) logró reducir en un 50 por ciento la utilización de plástico de uso único. Con estos resultados, la marca se comprometió a reducir el uso de popotes y tapas plásticas en un 50 por ciento en América Latina para 2020.

La campaña #NoSalvemosALosPopotes cuenta con materiales de comunicación para mercados como Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile, Costa Rica, Puerto Rico, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador, Perú, Uruguay y República Dominicana.

Subway también realizó una alianza con la organización sin fines de lucro, Chelonia, dedicada a la investigación y conservación de tortugas marinas en Puerto Rico. Esta asociación permitirá a la marca generar conciencia sobre las especies en peligro de extinción, limpieza y protección de playas. 

Mientras que en México, Subway anunció que realizará alianzas con organizaciones sin fines de lucro locales, expertas en conservación e investigación ambiental.

De acuerdo con información de la propia compañía, anualmente eliminará el uso de 2,640,000 popotes, así como el uso de 17,364,000 bolsas de plástico, y que se sustituirán totalmente por bolsas de papel reciclable para 2020.

McDonald’s es otro de los retailers que cuenta con un plan para reducir el uso de plástico. En 2018, la cadena de restaurantes de comida rápida anunció la medida de no entregar popotes de plástico en sus más de 2 mil restaurantes ubicados en México y 20 países de América Latina. 

A nivel mundial, la compañía realiza una transición hacia la utilización de empaques 100 por ciento renovables, reciclables y de fuentes certificadas hasta 2025.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL