Naming, naming y naming

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Encontrar el nombre perfecto para llamar algo es clave y determinante para el éxito. El nombre de un marca, producto o servicio es la esencia de la identidad de la construcción de una idea o concepto. Ya sea un ser animado o inanimado. El nombre te califica, te otorga una virtud, te genera una reputación, un crédito o un descrédito. Si tienes un nombre fácil de comunicar, será fácil que te nombren y que se dirijan a ti. Que se pase la voz de persona a persona para dirigir todas las virtudes a tu concepto.

Encontrar el nombre perfecto para llamar algo es clave y determinante para el éxito. El nombre de un marca, producto o servicio es la esencia de la identidad de la construcción de una idea o concepto. Ya sea un ser animado o inanimado. El nombre te califica, te otorga una virtud, te genera una reputación, un crédito o un descrédito. Si tienes un nombre fácil de comunicar, será fácil que te nombren y que se dirijan a ti. Que se pase la voz de persona a persona para dirigir todas las virtudes a tu concepto.

El nombre es un paradigma y una encrucijada al mismo tiempo. Nombrar algo es una gran responsabilidad y una misión significativa. El nombre comunicativo debe de ser funcional y práctico por excelencia. Es vital que sea de uso. En este sentido fácil y de uso muy practico. Si vas a ser el dios de las marcas por ponerle nombre a las cosas, todo irá más allá de una simple palabra, artículo o conexión. Se trata de un denso discurso de meta física -más allá de la filosofía-. Es un tratado del por qué te nombran y por qué nombras  a las cosas. Tener un nombre o nombrar algo implica una responsabilidad de identidad, sentido de pertenencia y espacio vital en este universo.

¿Qué cualidades debe de tener un nombre que comunique bien?

Ser fácil de usar, decir, escribir o pronunciar en cualquier parte del mundo y del universo.

Debe ser corto. Comunicar una idea y concepto redondo.

Será público y de su dominio. Un nombre poderoso es de todos y no discrimina.

Un nombre correcto sintoniza un canal de comunicación entre las marcas y sus clientes.

Un nombre lo dirá todo si se sabe comunicar correctamente. Se auto comunica.

Contiene un discurso fuerte y profundo en una palabra.

Un nombre eficiente dice, hace y trasciende.

No es egocéntrico. No sólo le gusta a su creador y los miembros de su tribu.

Invita a la diversidad de género y pensamiento.

Es fácil de nombrar y viajar en todos los sentidos y canales de comunicación de los humanos, ya sea en el lenguaje verbal y no verbal.

Un nombre es congruente y tiene una autoestima poderosa.

Se auto nombre de forma rápida y dinámica. No se estorba a sí mismo.

Recomendación del día
Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.