El marketing sensorial se puede aplicar de dos formas, directamente en le producto, y/o en el punto de venta. Y uno de los puntos de venta que mejor aplica estrategias enfocadas a los cinco sentidos son los súper mercados.

A todos nos ha pasado alguna vez el ir a un súper mercado y salir con algo que compramos que en realidad no queríamos o no necesitábamos. Esto no es coincidencia. Cada elemento y estímulo sensorial esta bien planeado para hacernos comprar más.

supermercados

VISTA:
El acomodo de productos dentro de anaqueles: Mejor conocido como Category Management. Las marcas líder se encuentran ubicadas normalmente al centro del anaquel, a la altura de la vista de la estatura promedio.

Localización de productos: Los productos de primera necesidad como la leche, huevo y tortillas se encuentran al fondo de la tienda para que tengamos que recorrer todo el lugar y así llevarnos productos que vemos en el camino.

Iluminación: Una iluminación intensa hace resaltar los productos o guiarnos a otros pasillos o secciones dentro del lugar.

Precios Psicológicos: Aquellos que tu cerebro procesa de una manera más positiva, cifras que terminan en .99. Automáticamente se asocian con un precio bajo.

OLFATO:
Aroma de panadería: Esta comprobado científicamente que al oler un aroma agradable como lo es el del pan, nuestro apetito se despierta, lo que hace que consumamos más. No por nada las panaderías normalmente se encuentran cerca de la entrada del súper mercado.

OÍDO:
Música ambiental: Además de funcionar como un aislante de ruido de las pláticas de los clientes, los carritos y las cajas, nos ayuda a lograr influir en el subconsciente de los clientes. Hay estudios que demuestran que al poner música italiana se consumen más pastas y pizzas, al poner música francesa se consumen más vinos, y así sucesivamente, dependiendo el estilo o genero musical se influye en las compras de los clientes.

TACTO:
Carritos: ¿Han notado que los carritos normalmente tienen las ruedas rotas o descompuestas? No es casualidad, esto hace que los carritos se muevan hacia un lado, es decir cerca de los anaqueles. Otro truco es hacer carritos grandes, esto provoca que pensemos que llevamos pocos productos.

GUSTO:
Degustaciones: Una de las estrategias más comunes y antiguas en marcas de consumo.
Es difícil que compremos un producto sin antes haberlo probado.

Cuando vamos de compras no lo notamos, pero las marcas y las tiendas aplican estrategias multi sensoriales que logran llegar a nuestro cerebro reptil e influirnos en nuestra decisión de compra.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL