Hace a penas unos meses que CoDi, la plataforma de cobros digitales, llegó a México. Desde sus inicios trabaja por medio del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), permitiendo realizar transferencias en segundos a través de banca móvil e internet.

Hoy CoDi es una plataforma que pretende potenciar la inclusión financiera, mejorando los resultados en cuanto a economía nacional; según lo refieren especialistas de El Financiero. No obstante, la falta de filtros de seguridad en SPEI, se vuelve también una debilidad para los cobros digitales.

Te sugerimos:
CoDi, un nuevo método de pago que inicia en México

Al respecto, Eloy Ávila, director regional de Tecnología en Darktrace, una entidad de negocio que se enfoca en evitar ataques cibernéticos; señala que aunque en efecto, la llegada de CoDi representa grandes avances y oportunidades en México, el hecho que las plataformas que están detrás no cumplan con las exigencias necesarias, puede comenzar a causar conflictos.

Esto surge a partir del ataque que se realizó durante el 2018 a cinco diferentes entidades financieras; mismo por el que se estableció una práctica de seguridad que consiste en disponer de cantidades mayores a 50 mil pesos, solo durante un día hábil después de que dicha cantidad se haya recibido en la cuenta.

Las recomendaciones para evitar fraude a través de cobros digitales

Por su parte, voceros del Banco de México (Banxico) exhortan tanto a las instituciones financieras como a los consumidores, a mantenerse alerta de cualquier incidencia que se presente al realizar cobros digitales a través de los servicios de SPEI, considerando que algún saldo no coincida con las acciones.

Así mismo, el Banco Central pide a los usuarios frecuentes de SPEI, que los niveles de alerta, así como los esquemas de vigilancia, sean elevados. Añadiendo que también será necesario verificar la actividad de los sistemas de monitorización.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL