Las promociones pueden cumplir funciones más allá de impulsar las ventas a corto plaza. De hecho, con ayuda de otras herramientas se pueden crear sinergias para potenciar una campaña BTL dentro o fuera del punto de venta. Por esa razón, es una estrategia que nunca falta en los planes de marketing de los retailers, ya que las ofertas pueden brindarle un toque de creatividad a la venta de un producto o servicio.

Antes de lanzar una promoción es importante verificar que la táctica que se lanzará realmente beneficiará a los consumidores, dado que si no se comunica en los canales adecuados, la promoción no será efectiva, y por tanto no ayudará a la venta en los establecimientos.

Por otro lado, las promociones cumplen con una función que va más allá de regenerar una respuesta a la acción traducida en compra; incluso, se podría afirmar que este tipo de estrategias ayudan a los consumidores a ahorrar en sus compras.

De acuerdo con un estudio realizado por Tiendeo, las promociones favorecen el ahorro durante el proceso de compra. El 76 por ciento de los encuestados reconoció que planifica sus compras con antelación, siendo el grupo de edad de usuarios entre los 25 y 54 años los consumidores que más planifican sus compras. En suma, el estudio señaló que el 80 por ciento de los consumidores que planifican sus compras lo hacen para evitar perjuicios en el presupuesto del hogar.

Algo similar detectó el Departamento de Investigación de InformaBTL en su estudio Preferencias de Promociones 2016, según el análisis realizado, el 90 por ciento de los consumidores están seguros que las promociones son una manera efectiva de ahorrar, siendo así una oferta atractiva para el público.

Por tanto, si desea motivar la adquisición de una categoría sería una buena opción señalar que esta compra significará algún tipo de ahorro para el bolsillo del consumidor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL