¿La entrega de productos vía drone potencializaría la experiencia de compra?

94
drone
drone

Varias partes del mundo cuentan actualmente con redes de transporte privado, cadenas de comercialización y distribución minoritas internacionales, entre otro tipo de formatos de negocio. Todos estos tienen algo en común: la experiencia del cliente.

Desde que empresas como Starbucks sorprendieron al mercado con su innovador modelo de negocio y, sobre todo, experiencia de compra varias marcas y retailers se han empeñado en aportar novedosas prácticas desde su posición. Varios lo han logrado desde presentar más opciones de pago, asistencia en punto de venta o un servicio al cliente personalizado.

Esto ha permitido a los retailers elevar su valor de marcas gracias a sus innovadoras propuestas de valor.  De acuerdo a el último estudio de Brandirectory, Amazon actualmente es la marca de minorista más valiosa del mundo, registró un valor de 106,396 millones de dólares en 2017. Mientras que, marcas como Walmart con un valor de 62,211 mdd y Alibaba con 34,859 mdd le siguen los pasos a la compañía de Jeff Bezos.

Sin duda, estas son algunas marcas y/o retailers que han innovado en sus experiencias de compra y algunas de las claves han sido su cultura organizacional. Por ejemplo, Amazon utiliza robots en sus centros logísticos, los cuales ayudan a los trabajadores a realizar los pedidos o desplazamientos de mercancía dentro del área.

Walmart por su parte, ha invertido en el desarrollo de su tienda en línea y mantenimiento de sus puntos de venta en varios estados de México. Y desde 2014, realiza entregas de súper a domicilio en distintas ciudades del país.

En este sentido, para mejorar aún más la experiencia de los clientes,  ¿conviene a los retailers realizar entregas por medio de drones? A continuación te damos sus pros y sus contras, según Business Insider:

PROS

  • Las compañías ahorrarían dinero en costos de envío, o que a su vez reduciría los costos para los consumidores.
  • Los consumidores recibirían sus paquetes más rápido y de manera confiable, logrando así una mayor confianza del consumidor y fomentaría la repetición de compras.

CONTAS

  • Se prevé que se perderían puestos de trabajo debido a la automatización de las entregas.
  • Finalmente, los consumidores podrían tener problemas de privacidad, dado que los drones utilizarían GPS y cámaras para encontrar los domicilios y entregar los paquetes.