Maniquíes sin una pierna o con escoliosis atraen las miradas de los transeúntes que se detienen frente a los aparadores de la calle Bahnhofstrasse, en Zurich, Suiza. Se trata de una campaña de marketing social que busca generar la reflexión en torno a la imperfección del cuerpo humano y por ende, la no discriminación de las personas con capacidades diferentes.

Más notas relacionadas:
7 campañas sociales en la categoría de Direct Lions
Una campaña que combate el racismo en plena cancha
Impactante campaña que da lección a los usuarios móviles

Esta acción, cuyo nombre es “Porque, ¿quién es perfecto?”, fue desarrollada por la organización Pro Infirmis en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad en Suiza.

Para ello, la Miss Handicap 2010, Jasmin Rechsteiner; el locutor de radio y crítico de cine, Alex Oberholzer; la atleta Urs Kolly; la blogger Nadja Schmid y el actor Erwin Aljuki fungieron como modelos para la creación de estos nuevos maniquíes.

El resultado: cinco maniquíes a los que les falta una extremidad a causa de enfermedades de los huesos, que fueron colocados entre maniquíes “perfectos”. Todos exhiben ropa de moda, a fin de demostrar que la perfección no existe y que las diferencias corporales o discapacidades físicas no hacen mejor a unos sobre otros.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, hay más de mil millones de personas en el mundo con alguna discapacidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL