Este martes se presentó el lanzamiento de la gama alta de Samsung; los protagonistas fueron el Galaxy S8 y S8+. Todo indica que las nuevas características de este smartphone están dispuestas a terminar con el mal sabor de boca del Galaxy Note 7.

Entre las características que lograron cautivar a los consumidores se encuentran; el tamaño de su pantalla, su curvatura y su ajuste a la realidad virtual, opción multitask y su cámara 360grados.

Galaxy S8
Galaxy S8

Además de su asistente virtual Bixby la cual traduce idiomas, reconoce lugares a través de la cámara; y realizar compras con solo señalar el objeto deseado. “Cuanto más lo uses, más aprenderá”, se mencionó en la presentación realizada en Nueva York.

Samsung Galaxy S8
Samsung Galaxy S8

Todo indica que estos atributos demeritarán en gran medida las costosas pérdidas que tuvo la marca con su Galaxy Note 7 lanzado en agosto de 2016.

Respecto a este tema, tan sólo en Estados Unidos, se reportaron 92 sobrecalentamientos de la batería del Note 7; 55 daños en el equipo y 26 explosiones.

En ese año se reportaron 17 millones de dólares en ventas perdidas de acuerdo con un análisis de Credit Suisse.

Según el último estudio de Quotient Ratings de Harris Poll; mientras que en 2015 la empresa se encontraba en el puesto número 3; detrás de Apple y Google, en 2017, la mala reputación de dicho producto lo colocó en el número 49 del ranking. Esto representa una de sus mayores caídas en los últimos tiempos.

Samsung vs Apple en el mercado

Los ingresos globales de Samsung Electronics en 2015 fueron de 177 mil millones de dólares. Sin embargo, en 2014 tuvo ingresos de 182 mil millones de dólares; marcando claramente una pérdida.

Por su parte, Apple tuvo ingresos en 2014 de 182 mil millones de dólares y en 2015 233 mil millones.

Recordemos que la compañía dirigida por Tim Cook rompió récord de ventas en 2016. De hecho, los ingresos de la compañía superaron el máximo nivel para un trimestre en su historia.

Apple hizo publicas sus estadísticas de ventas del último trimestre de 2016 y en este periodo vendió más de 78 millones de unidades del nuevo iPhone 7. Por otro lado, las utilidades fueron de 17,890 millones de dólares, lo cual superó los pronósticos.

El último dispositivo de Apple fue lanzado en septiembre de 2016, ahora que la compañía hizo públicos sus resultados trimestrales. También informó que se registraron los mayores ingresos trimestrales en la historia, impulsados por un aumento en las ventas del iPhone, Mac y servicios.

apple

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL