McDonald’s podría ser uno de los fast food retailers más populares del mundo, de no ser por el hecho que ha luchado en Japón durante cerca de dos años, mercado en el que ha registrado pérdidas cada trimestre desde 2014.

Pero no fue hasta que implemento una estrategia con la aplicación Pokémon Go cuando la cadena se las arregló para obtener, finalmente, ganancias, con un aumento de las ventas del 19% durante el trimestre que se lanzó la aplicación.

La asociación entre McDonald’s Japón y Pokémon Go se anunció hace unas semanas, antes de que el juego estuviera disponible en el país.

En concreto, 3 mil McDonald’s japoneses se han convertido en bastante populares para los jugadores de Pokémon Go. Esto, combinado con un juguete especial de la Cajita Feliz dedicado al juego de Pokémon, de ese modo se estimuló el aumento de los ingresos de McDonald’s en este mercado.

Los ingresos netos durante el trimestre finalizado el pasado junio fueron de 390 millones de yenes, es decir, unos 3 millones de dólares.

Esta cifra ha supuesto una grata noticia para McDonald’s y el hecho de que parte de este éxito se deba a su asociación con Pokémon Go puede ser el antecedente para alianzas similares en un futuro próximo.

No es que Niantic necesite alcanzar acuerdos de este tipo, ya que Pokémon Go ha supuesto más de 200 millones de dólares para su desarrollador.

Aunque es verdad que siguen surgiendo dudas acerca de cuál será la longevidad de este juego y si una colaboración a largo plazo podría seguir impulsado el resurgimiento de McDonald’s en Japón.

Sin embargo, la confianza sigue depositada en este juego y la asociación y el precio de las acciones es buena muestra de ello. El valor de los títulos de la cadena crecía el 4.1% a principios de este semana.

Los ejecutivos de la empresa prefieren, a pesar de todo, mostrarse más prudentes y cautelosos y han mantenido las previsiones de ingresos netos anuales en mil millones de yenes, 10 millones de dólares.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL