• De acuerdo con datos de GroupM, se estima que para el 2019 se invirtieron 563.02 MMDD en mercadotecnia y publicidad.

  • En lo que refiere propiamente al marketing BTL, que incluye eventos, del 2015 al 2019 la inversión ha pasado de 46.53 a 58.18 MMDP, según Statista.

  • De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL se estima que para el año pasado se destinó 23 por ciento de la inversión total en marketing.

Desde los últimos días de enero y hasta finales de abril, la cantidad de casos por coronavirus COVID19 en todo el mundo fueron avanzando, de tal modo que han llegado a sumar más de 3 millones en total. Mientras el número de pacientes se incrementó, la cantidad de restricciones que se comenzaron a implementar el todo el mundo también aumentaron. Una de las primeras medidas que se tomó fue cancelar los eventos masivos. Así, actividades como el Mobile World Congress, los Juegos Olímpicos o el SXSW siguen fueron cancelados o pospuestos. Esto ha implicado un reto para la industria del event marketing, que ha apostado por lo digital.

Si bien lo digital era la salida más obvia ante la cancelación de eventos masivos en todo el mundo, lo cierto es que hay un reto que se ha hecho más evidente ante la mayor digitalización de estas actividades: ¿cómo superar o siquiera igualar las experiencias que vivían los asistentes?

Algunas marcas como Cerveza Victoria han realizado conciertos en vivo, en los cuales el artista en cuestión contesta las preguntas de la audiencia. Sin embargo, este tipo de dinámicas, cuando se realizan con un sólo escenario estático, termina por convertirse en algo pesado para los observadores. Por lo tanto, las empresas deben apostar por acciones donde haya un mayor dinamismo.

Además de esto, es necesario verificar que el público meta al que se dirige una firma cuenta con toda la tecnología necesaria para participar en este tipo de eventos digitales y que, de este modo, no se limite la participación o la audiencia.

Una dinámica que pueden utilizar los organizadores de eventos para saber qué es lo que quieren los clientes de las actividades digitales es preguntarles directamente.  A través de un sondeo se puede saber qué no les está gustando y qué sí de este tipo de acciones, para mejorar la experiencias digitales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL