La empresa Inditex está trabajando en un proyecto piloto que apuesta por el reciclaje de ropa usada.

Ahora la compañía española va a convertirlo en realidad y va a ser un objetivo clave en su estrategia para los próximos cuatro años. La cadena dueña del retailer Zara va a apostar por el reciclaje de la ropa, zapatos y complementos que ya no usan sus clientes. Recogerá las prendas en sus puntos de venta y buscará una nueva vida para ellas.

Con esta iniciativa, Inditex, dueña de los retailers Zara, Pull & Bear, Bershka o Stradivarius, entre otras firmas, controlará todo el ciclo de vida de los productos, desde el diseño de las prendas, su proceso de fabricación, hasta la distribución y su reutilización, siempre que sea posible.

La española ha denominado a esta estrategia de marketing ‘Closing the loop’ y ya ha estado en fase de prueba en algunos establecimientos de Zara, su principal marca comercial.

La acción tiene como objetivo que ninguna prenda textil usada finalice en un vertedero. Abre así la puerta a recoger cualquier tipo de prenda, independientemente de cuál sea la marca que aparezca en sus etiquetas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL