Alemania.- Posicionar artículos de lujo puede ser una tarea sumamente complicada, sobre todo cuando del lanzamiento de nuevos productos se trata, ello sin importar si el producto está respaldado por una marca muy bien posicionada.

Más notas relacionadas:
6 claves de éxito al realizar marketing directo
Marketing directo muestra los 4 problemas de todo creativo
Marketing directo e interactivo crecerá 11.7%

En ese contexto, la prueba del artículo es fundamental para generar una experiencia en el consumidor. Así lo entendió la marca automotriz Audi, la cual emprendió una interesante, pero sobre todo innovadora acción de marketing directo.

Con el objetivo de posicionar el nuevo Audi A8, la firma, de la mano de la agencia Philipp und Keuntje, Hamburg desarrolló el Test Drive Cube, un sofisticado y elegante GPS que fue enviado hasta el domicilio de los potenciales consumidores.

Una vez que los selectos consumidores recibieron el cubo y lo activaron, la marca rastreó su ubicación para enviarles, hasta la puerta de su domicilio el nuevo Audi A8 con el objetivo de que los clientes potenciales realizarán una prueba de manejo y conocieran así el auto.

A continuación te dejamos el video para que conozcas el funcionamiento del Test Drive Cube:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL